La Habana, Cuba.- El ministro cubano del Exterior convocó a la prensa nacional e internacional acreditada aquí "para dar respuesta a nombre del Gobierno y el pueblo de Cuba a las declaraciones del presidente Bush".
Felipe Pérez Roque, en una intervención de algo más de una hora, expresó que Cuba considera que las palabras del Presidente de Estados Unidos anuncian "una escalada sin precedentes en la política contra Cuba", de más bloqueo, más subversión, más intentos de aislamiento.

Advirtió que la política en vigor en el régimen de Bush es el cambio de régimen en Cuba "incluso por la fuerza", lo que el mandatario norteamericano llama "acelerar el proceso de transición" y Fidel califica de "la reconquista de Cuba por la fuerza".

El canciller hizo un análisis del "lenguaje amenazante y altanero" del discurso en la Casa Blanca y el significativo cambio de palabras y conceptos.

"Cuba entiende estas palabras como un acto irresponsable", señaló el ministro del Exterior.

A lo que se refería Pérez Roque es a que el presidente Bush hizo un llamado ayer a la comunidad internacional a crear un fondo para la libertad en Cuba, señalando además que el bloqueo a ese país se va a mantener.