Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Solución; matar al radiólogo

Politicón
/ 30 enero 2019

    El doctor en Economía Julio Alfonso Santaella Castell, comisionado presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 1992-1997 se desempeñó como economista del Departamento de Investigación y Departamento Europeo del Fondo Monetario Internacional. No discrepa con las medidas de austeridad, honestidad y honradez. Pero opina que debe haber una valoración costo-beneficio para la asignación de presupuestos y prioridad a los programas que tienen beneficio social.

    Afirma: “Inegi mantiene el compromiso de autonomía técnica y de gestión, nuestro trabajo libre de presiones políticas y apegándonos a los principios fundamentales de la estadística y al espíritu de lo que nuestra Constitución nos está mandando”.

    Hay que recordar que la Estadística se define como la ciencia que se ocupa de gestionar la información de manera correcta con organización, tratamiento, presentación y análisis de información cuantitativa y cualitativa. Permite realizar predicciones para extraer conclusiones útiles. En la correcta toma de decisiones ayuda mucho tener el diagnóstico, tratamiento y pronóstico antes de emprender acción correctiva o preventiva.

    Equivale a lo que en medicina se llama “tomografía axial computarizada”, esto es utilizar los rayos X para crear imágenes transversales del cuerpo. Imágenes que dicen la verdad sobre lo que está afectando y dónde está afectando. Pero todo aquel que por “imagen personal” no quiere saber nada de nada. Prefiere tomar decisiones unilaterales, encuentra su solución: matar al radiólogo –variación de la frase metafórica “matar al mensajero” –, el origen del término; Freud y la defensa.

    Hay 14 proyectos de financiamiento externo, nombrados todos ellos “Encuesta Nacional”. Afectados o cancelados por el recorte presupuestal, la Cámara de Diputados le asignó al Inegi 12 mil millones de pesos para 2019 (envidiamos a “gringolandia”; allá se llama “Cámara de Representantes” –defienden al pueblo– aquí son lacayos de un presidente).

    Por citar algunos proyectos: Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales, Censo Agropecuario, Nacional Agropecuaria, Gasto en los Hogares, Consumidores de substancias psicotrópicas, Micronegocios, Población privada de la Libertad, Trabajo Infantil, Confianza del Consumidor.

    Debilitar al Inegi significa que ya no tendremos diagnósticos profesionales, como por ejemplo: “Empresas en México perdieron mil 600 millones de pesos en 2016. El 64 por ciento de las empresas consideran actos de corrupción al agilizar trámites, evasión de multas.

    ¡Decídete a ser feliz hoy!

    @_A_lfonsina

    COMPARTE ESTA NOTICIA
    TEMAS

    Newsletter

    Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie