Cisjordania.- El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, advirtió el miércoles que no participará "a cualquier precio" en la reunión sobre Oriente Medio prevista por Washington, y pidió que Estados Unidos presione a Israel para hacer avanzar las negociaciones.
Abas hizo la advertencia tras un encuentro en Ramala con la secretaria de Estado norteamericana Condoleeza Rice, quien acudió a la región para preparar la reunión, prevista antes de finales de año. El encuentro debería marcar el inicio de unas negociaciones que culminen en la creación de un Estado palestino.

"No hay que perder tiempo, ya que eso no le conviene a nadie. Nosotros no podemos ir a la reunión a cualquier precio. Ir a cualquier precio es inaceptable", declaró Abas a la prensa.

Abas sostuvo que palestinos e israelíes deben llegar antes de la reunión a ponerse de acuerdo sobre un "documento claro" que siente las bases de un futuro tratado de paz.

"Nosotros queremos llegar a un documento claro que nos ayude a iniciar negociaciones según un calendario definido. Necesitamos un documento claro y una fecha límite para llegar a un resultado definitivo", agregó.

Además, Abas sostuvo que las recientes acciones de Israel, como la confiscación de terrenos palestinos al este de Jerusalén "obstaculizan los esfuerzos destinados a establecer un documento sustancial para presentarlo en la reunión".

El portavoz de la presidencia palestina, Nabil Abu Rudeina, lamentó por su parte "la falta de seriedad" de Israel y emplazó la administración estadounidense a presionar al Estado hebreo para hacer avanzar las negociaciones antes de la reunión.

"Por el momento, Israel no está haciendo las cosas en serio y pone obstáculos. Debe mostrar su seriedad", declaró Abu Rudeina a la prensa. "Israel no desea un calendario, ni negociaciones sobre el estatuto definitivo" de los territorios palestinos, agregó el portavoz.

"La credibilidad de la administración estadounidense depende de las presiones que esté dispuesta a ejercer sobre Israel", indicó Abu Rudeina.

Tras un primer encuentro con Mahmud Abas el lunes, Condoleeza Rice exhortó a palestinos e israelíes a acordar un documento "concreto" antes de la reunión internacional sobre Oriente Medio, y estimó que "ha llegado el momento" de crear un Estado palestino.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, se opuso al establecimiento de un calendario que enmarque las negociaciones o la firma de un documento vinculante con los palestinos. Estos, por su lado, temen que la reunión, que se celebrará en Annapolis, cerca de Washington, no sea más que un ejercicio de relacione públicas sin resultados concretos.

Después de su estancia en Ramala, Rice, que efectúa su séptima gira por la región desde comienzos de año, volvió a Jerusalén, donde se entrevistará con su homóloga israelí Tzipi Livni, y luego con Olmert.

En la mañana del miércoles, Rice, que es muy creyente, visitó la basílica de la Natividad en Belén, en Cisjordania. En unas declaraciones a la prensa, invocó la religión para promover la reconciliación entre israelíes y palestinos.

"Para mí es un recordatorio (...) de que estas grandes religiones monoteístas que poblaron esta tierra conjuntamente tienen una oportunidad de superar sus divergencias y dejar de lado sus rencores, de transformar el poder de la religión en un poder de reconciliación y no de división", dijo.