Universal
México.- Ni las cuatro horas y media de enfrentamiento verbal sobre el alcance de la reforma electoral que protagonizaron concesionarios de la industria de la radio y la televisión, comunicadores y legisladores, logaron detener el avance -en lo general- de la nueva ley.
Y es que anoche las comisiones unidas de Gobernación, Puntos Constitucionales, Estudios Legislativos y Radio y Televisión del Senado aprobaron por unanimidad la reforma constitucional en materia electoral, aunque mantenían aún a discusión puntos en lo particular.

Dentro de los asuntos específicos están las impugnaciones a diversos artículos relacionados con distribución de tiempos oficiales, porcentajes de financiamiento y prohibición de propaganda constitucional.

Uno de los cambios que se aceptaron, propuesto por el senador panista Federico Döring, fue para especificar que el Instituto Federal Electoral podrá ordenar se cancele de manera inmediata las transmisiones en radio y televisión de empresas concesionadas o permisionadas.

Arturo Escobar, del Verde Ecologista de México, planteó la necesidad de que los legisladores puedan rendir informes en sus estados o distritos, sin que implique que promocionan su imagen.

Dante Delgado, de Convergencia, se levantó molesto de la mesa porque en su opinión no hay equidad en la distribución de los tiempos oficiales.

Hasta ayer por la noche el debate continuaba. Y se preveía que la madrugada de hoy concluyeran los trabajos en comisiones y el documento fuera turnado al pleno del Senado para su primera lectura.

De ser así, este día en la sesión del Senado, se le daría la segunda lectura y se pondría a discusión y votación del pleno.

La reforma constitucional en materia electoral prohíbe a los partidos y a terceras personas la contratación de propaganda en radio o en televisión.

En lo sucesivo se utilizarían los tiempos oficiales para la difusión de la propaganda y sería papel del IFE hacer la distribución.