Notimex
La Central Campesina Cardenista (CCC) pidió a las autoridades federales desarrollar las medidas que sean necesarias para eliminar la violencia hacia las mujeres en la sociedad y que esto impacte en los hogares de manera positiva.
El dirigente de la CCC, Max Correa Hernández, se pronunció también por eliminar este fenómeno que aqueja a la sociedad mexicana y en especial a las mujeres rurales, por ser las primeras en la lista de afectadas.

En el marco de los festejos del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, sostuvo que las agresiones ponen en peligro la integridad de las féminas.

Consideró también que la violación al derecho inalienable de alimentación, el incremento de la pobreza y el desempleo son prueba de que es necesario cambiar el modelo económico.

Correa Hernández sostuvo que una política económica excluyente incrementa la desigualdad de género, amplía la brecha económica entre ricos y pobres e impacta en las mujeres, sobre todo las que viven en áreas rurales.

Por lo anterior, aseguró que la Central Campesina Cardenista seguirá luchando por la soberanía alimentaria de este país, "impulsada y encabezada por nuestras mujeres rurales cardenistas".

El dirigente campesino recordó que en diciembre de 1999, la 54 sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 54/134 en la que declaraba el 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Señaló que el origen de esa fecha se remonta a 1960, día y año en el que las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal fueron violentamente asesinadas en la República Dominicana por su activismo político. "Este día se ha celebrado en América Latina desde los años 80", recordó.