Notimex
México.- El rector de la Catedral Metropolitana, Rubén Avila Enríquez, pidió a las autoridades correspondientes que paren las irrupciones violentas en ese recinto, como la de este domingo con simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador.
Entrevistado al concluir la misa dominical, puntualizó que la interrupción de simpatizantes de la tercera Convención Nacional Democrática para exigir que dejaran de repicar las campanas, es "inadmisible, reprobable y condenable".

Aclaró que el repique de las campanas no fue con la intención de provocar o de interrumpir una manifestación pública de ese grupo, sino que correspondió al llamado de la misa que se lleva a cabo todos los domingos.

"No podemos permitir que se viole y se profane en este lugar y que se ponga en riesgo la integridad física de la gente. Las autoridades tienen que actuar y parar en seco ese tipo de agitaciones", afirmó el sacerdote.

Avila Enríquez señaló que nunca antes, en más de 40 años que lleva de sacerdote y en 23 que es rector de la Catedral, habían irrumpido en ese recinto más de 150 personas "de manera violenta y gritando consignas políticas dentro de catedral".

Además, dijo que los inconformes rayaron algunas bancas y tiraron algunos líquidos en el piso, pero lo más grave fue que empujaron a la gente.

"Cada quien tiene derecho de manifestarse de manera tranquila pero no tienen porque ir dentro de Catedral a gritar sus consignas políticas, azuzar y provocar situaciones de peligro", enfatizó.

Al respecto, indicó que la Iglesia analizará la situación para denunciar hechos de ese tipo ante las autoridades correspondientes y evitar que sucedan nuevamente.

El prelado comentó que el cardenal Norberto Rivera Carrera no ofició la misa porque tenía el compromiso de dar la bienvenida a los jóvenes de nuevo ingreso que iniciarán sus estudios teológicos en el seminario.