<span></span>El Universal
México.- El PRI llevó ayer a la tribuna de la Comisión Permanente una demanda al presidente Felipe Calderón: que modifique la estrategia para el combate al crimen organizado, "son muchos los puntos visibles de debilidad de la estrategia contra el crimen", para que, más allá del impacto mediático presente resultados de la reducción de los ajusticiamientos, ya que en lo que va del sexenio han sido asesinadas 3 mil 600 personas por ajuste entre bandas criminales".
De esa cifra de personas ejecutadas, más de mil corresponden a lo que va del año, ocho por día, un cadáver cada tres horas, sostuvo el diputado priísta Jesús Ramírez Stabros al presentar un punto de acuerdo relacionado con la ola de violencia en el país.

Desde la tribuna, el legislador señaló que el clima de inseguridad "es insostenible" en varios estados, y para corroborarlo bastaría con observar las imágenes difundidas el domingo pasado en los medios de comunicación, en donde se observó la desolación de entidades como Sinaloa, en donde la escalada de violencia retuvo a las familias en sus casas, incluso en el Día de las Madres.

Ramírez Strabros sostuvo que nunca como ahora el Estado, al cual los teóricos clásicos le reconocieron la posesión del uso leg"timo de la fuerza, ha sido retado frontalmente por algún grupo, como está ocurriendo en el país, y que es alarmante, en virtud de que la más ilegítima de las organizaciones, la de la delincuencia, ha podido modificar la organización de las dependencias de la seguridad pública.