Antonio Ruiz Coronado / Vanguardia
Saltillo, Coah.- El obispo Raúl Vera López consideró urgente que el Gobierno Federal intervenga para que se frene las ejecuciones en la Comarca Lagunera y en otras poblaciones de Coahuila.
El prelado señaló que las acciones negativas del narcotráfico y el crimen organizado deben contrarrestarse en los tribunales, y aplicando la Ley, pero no con elementos del Ejército porque se violenta más la situación.

Además, a quien está dentro de la articulación política apoyando al narcotráfico se le tiene que pedir cuentas y aplicarle la Ley, expresó.

Recordó que la comisionada para los Derechos Humanos puso énfasis en que el Ejército debe tener una limitada presencia en las actividades de la población.

Porque si el proyecto del Gobierno Federal es que los elementos militares vigilen a la población, terminará violentada la sociedad mexicana.

"La guerra al narcotráfico y al crimen organizado se le gana en los tribunales y no en la calle", dijo.

Luego de lamentar las ejecuciones en la Comarca Lagunera, el Obispo insistió en que urge que el Gobierno Federal ponga atención, pero también el Estado, no es que ellos vayan a resolver el problema, pero tienen que darle seguimiento y exigir que estos crímenes se aclaren, porque parece que estamos en la jungla.

"Además la delincuencia organizada puede hacer ahorita lo que quiere, precisamente por eso", afirmó. Por lo que insistió, el Gobierno debe combatir al narcotráfico y el crimen organizado en los tribunales y aplicando la Ley, pero se tienen que llevar a fondo las investigaciones.

Incluso al oficiar ayer la misa en Catedral, en la homilía el Obispo abordó la dimensión ética y el uso correcto de la libertad, porque esto también no lo proporciona el Evangelio, expresó.