Notimex
Caracas.- El mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, tendría la potestad de nombrar un número indeterminado de vicepresidentes con amplios poderes si los venezolanos aprueban su reforma constitucional en el referendo del próximo domingo.
Mediante cambios a los Artículos 225 y 185 de la actual Carta Magna, que también fue aprobada en referendo en 1999, el jefe de Estado podrá 'designar los vicepresidentes o las vicepresidentas que estime necesario', de acuerdo a la iniciativa.

La enmienda forma parte de un paquete de reformas constitucionales que será puesto a consideración del pueblo venezolano el próximo domingo, en una jornada donde los electores deberán votar por el 'Sí' o el 'No' a la iniciativa de Chávez.

La propuesta del mandatario venezolano se enmarca en el proceso por el cual el presidente desea instaurar un sistema socialista en el país, en un intento por 'transferir más poder al pueblo', según el propio gobernante.

'Esto siempre se ha tratado de transferir más poder al pueblo, eso es lo que se aprobará el 2 de diciembre, el crecimiento de más poder para el pueblo, más acceso del pueblo a los recursos sin las trabas de siempre', aseveró el jefe de Estado.

En lo que respecta a la designación de vicepresidentes, Chávez adquirirá esa facultad en caso que los venezolanos aprueben en conjunto el paquete de enmiendas, que incluye los cambios respectivos al Artículo 225 del actual texto constitucional.

'El Poder Ejecutivo se ejerce por el presidente o presidenta de la República, el vicepresidente ejecutivo o vicepresidenta ejecutiva, los ministros o ministras y demás funcionarios o funcionarias que determinen esta Constitución y la ley', reza el artículo vigente.

Con la reforma, al texto de esa normativa se le agregaría el precepto de que 'el presidente o presidenta de la República podrá designar el primer vicepresidente o primera vicepresidenta y los vicepresidentes o las vicepresidentas que estime necesario'.

La enmienda contempla asimismo cambios al texto del Artículo 185 de la actual Carta Magna, que se refiere a la misión e integración del Consejo Federal de Gobierno, que pasaría a llamarse Consejo Nacional de Gobierno.

En el actual artículo, se indica que el Consejo 'es el órgano encargado de la planificación y coordinación de políticas y acciones para el desarrollo del proceso de descentralización y transferencia de competencias del Poder Nacional a los estados y municipios'.

De aprobarse la reforma, sin embargo, el Consejo de Gobierno quedaría definido como 'un órgano, no permanente, encargado de evaluar los diversos proyectos comunales, locales, estatales y provinciales'.

La evaluación buscaría 'articular' esos proyectos regionales 'al Plan de Desarrollo Integral de la Nación, dar seguimiento a la ejecución de las propuestas aprobadas y realizar los ajustes convenientes a los fines de garantizar el logro de sus objetivos'.

La enmienda establece que la instancia será encabezada por el presidente de la República, quien convocará al Consejo, e integrada por el primer vicepresidente, los vicepresidentes, los ministros y los gobernadores.

'Asimismo, el presidente o presidenta de la República podrá convocar alcaldes o alcaldesas y voceros o voceras del Poder Popular', señala el texto de la reforma.

Dirigentes opositores afirman que el nombramiento de vicepresidentes acabaría con la potestad de los gobernadores y alcaldes del país, quienes tendrían que atenerse a los recursos económicos y legales que les quieran otorgar los vicepresidentes regionales.

Chávez, por su lado, ha defendido su propuesta con el argumento de que estas medidas permitirán garantizar el apoyo inmediato y 'sin intermediaciones burocráticas' a las regiones que lo necesitan, mientras la gobernación y la alcaldía podrán prestar colaboración.

'La Constitución actual aún conserva mecanismos que no le permiten al pueblo una verdadera participación en la definición de políticas', lo cual será cambiado en caso que la ciudadanía vote por el 'Sí' en el referendo del próximo domingo, dijo el mandatario.

Chávez aseguró que después de aprobarse la reforma, 'la asistencia a las comunidades, cualquiera que sea su ubicación, será posible, de esa forma la comunidad misma tendrá la potestad de decidir que hace con los recursos que se le entrega'.