Sandra Gómez
Torreón, Coahuila.- El agua de la Presa Lázaro Cárdenas es controlable; actualmente está al 92% de su nivel, informó la Comisión Nacional del Agua, lo que significa que el vaso no está completamente lleno, sino que el nivel es manejable y una vez que se alcance el 100%, la dependencia comenzará a verter agua a la presa Francisco Zarco y posteriormente al cauce del Río Nazas.
La Directoria de Comunicación Social de la Conagua, Patricia del Carmen Fernández Martínez, dijo que la capacidad de presa Lázaro Cárdenas se mide en dos sentidos: El Nivel de Aguas Máximas Extraordinarias (NAME) y el Nivel de Aguas Máximas Ordinarias (NAMO).

El primero es el nivel mayor, donde la presa controla salidas por obra de toma o por vertedor, es un volumen que no se puede retener y es a partir del Nivel de Aguas Máximas Extraordinarias (NAME) cuando se inicia el estado de alerta para abrir las compuertas y derivar agua al cauce del río Nazas.

La Comisión Nacional del Agua maneja para la presa Lázaro Cárdenas un Nivel de Agua Máximo Extraordinario de 4 mil 437 millones de metros cúbicos y un Nivel de Agua Máximo Ordinario de 2 mil 837 millones de metros cúbicos.

Actualmente la presa presenta un embalse de 2 mil 636 millones de metros cúbicos, es decir, faltarían mil 801 millones de metros cúbicos para tomar la decisión de verter volúmenes al Nazas y que el agua volviera a correr por el cause seco con dirección a San Pedro de las Colonias, pasando por Lerdo, Gómez Palacio y Torreón, lo cual no se descarta, dado que continúan las precipitaciones en la cuenca alta.

Ayer, organismos ambientalistas de la comarca lagunera de Durango, se pronunciaron porque el agua vuelva a correr por el río Nazas con un caudal ecológico permanente, de acuerdo a una nueva norma oficial que promueven y que afirman entrará en vigor próximamente a nivel nacional.

La alternativa que manejan es que el río Nazas arrastre una corriente permanente de unos 20 millones de metros de agua, pero finalmente será el Comité Hidráulico del Distrito de Riego 017 el que tome la decisión de soltar el líquido.