El Universal
Edgar García Luna y Mauricio Gómez Murillo siguieron a David Aguilar hasta el paradero de Ciudad Azteca donde le dispararon. García Luna argumenta que todo lo causó un incidente vial.
Uno de los dos policías municipales de Ecatepec que participó en el homicidio de un automovilista la noche del martes, cerca del paradero de Ciudad Azteca de la Línea B del Metro, se presentó de manera voluntaria ante sus superiores y fue trasladado después al Ministerio Público.

Edgar García Luna es el elemento que decidió deslindarse del crimen del joven estudiante de 25 años David Aguilar Aguirre.

Mauricio Gómez Murillo es el uniformado que huyó luego de que, presuntamente, fue él quien disparó al conductor sobre Avenida Central.

Los hechos se registraron al filo de las 23:00 horas del martes, a la altura del paradero de la Línea B del Metro Ciudad Azteca, sobre Avenida Central.

Familiares de David Aguilar contaron que él conducía un vehículo Nissan Tilda gris, con placas de circulación MBG 6219, acompañado de su hermano Omar y su novia Michel. Los jóvenes venían de la Preparatoria 3.

Cerca del paradero de Ciudad Azteca, dos policías municipales a bordo de la patrulla 1301, los interceptaron y les dispararon, sin razón alguna, aseguraron. Los elementos hicieron blanco en la cabeza del joven conductor.

"Estábamos en el carro y de pronto llegaron unos policías, se nos cerraron y le pegaron al parabrisas y sacaron la pistola y le dispararon así, sin razón, ni nada. Los patrulleros nos venían siguiendo, veníamos de la escuela de la Prepa 3", recordó Michel, novia de David.

"Unos policías los orillaron y se les cerraron y les dijeron que se bajaran, entonces él les dijo que les permitieran orillarse y entonces se bajaron los policías y comenzaron a golpear el parabrisas y les dispararon. Los policías estaban aquí antes de que llegaran las demás patrullas, pero se empezó a llenar de policías y ya desaparecieron, huyeron", afirmó Guadalupe Ríos, familiar del joven.

Después de dispararle a David Aguilar los policías municipales Mauricio Gómez Murillo y Edgar García Luna, del Sector 13 Sauces, huyeron a pie, la patrulla quedó en el lugar del incidente.

Un grupo de 100 vecinos que se dieron cuenta de lo sucedido reclamaron a los policías locales que iban llegando al sitio donde yacía el cuerpo de David. "Asesinos", fue el grito colectivo.

El director de Seguridad Pública, Rodolfo Miranda Islas informó que el uniformado Edgar García Luna se presentó a la Dirección de Seguridad Pública local y fue entregado a las autoridades ministeriales como presunto partícipe del homicidio del estudiante.

El funcionario indicó que según la versión de García Luna el problema se presentó por un incidente de tránsito.

"Los dos policías iban a apoyar a un ciudadano por un percance vial, sin embargo el conductor que hoy falleció se negó a descender del vehículo y en el intento de darse a la fuga le aventó el auto al elemento policíaco y en el acto es que el policía detona su arma de fuego contra el joven", expresó.

Por los hechos se inicio a la averiguación previa EM/AMOD/II/1183/09 por el delito de homicidio.