Édgar González / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Por fin, el puente vehicular que se construye en el cruce de periférico Luis Echeverría y bulevar Felipe J. Mery, al sur de Saltillo, podrá reiniciar su construcción luego de que se retiraron líneas de gas de alta presión que interferían con los trabajos.
Virgilio Verduzco Echeverría, Subsecretario de Obras Públicas, dijo que están a unos días -sin dar fecha exacta- para que se reactiven los trabajos del puente.

La obra tiene poco más de un mes y medio de retraso de acuerdo con el calendario de la Secretaría de Obras Públicas y Transporte, sin embargo, confían en que pueda recuperarse el tiempo perdido por la interrupción de las líneas de gas.

Las obras fueron suspendidas debido a que se encontraron líneas de gas de alta presión que conducen el energético hasta Derramadero, en donde se suministra a la empresa Chrysler, armadora de vehículos.

Fueron dos líneas de gas las que se movieron hacia el oriente sobre el periférico Luis Echeverría, una de seis pulgas y otra más de ocho pulgadas.

La empresa Vigetas y Bovedillas deberá iniciar cuanto antes los trabajos del puente sobre el bulevar Felipe J. Mery, el cual tiene un avance apenas de entre el 10 y 15 por ciento.

Verduzco Echeverría explicó que se está ampliando el periférico un carril más para que el flujo vehicular no se vea interrumpido. El objetivo es que existan, aun con la construcción del puente, dos carriles por sentido.

Actualmente se encuentran construidas mitades de columnas y no se ha hecho ningún trabajo de terracería porque se esperaba el cambio de la tubería de alta presión.


Para ampliar a un carril más del lado oriente del periférico, se tuvo que retirar del derecho de vía un taller mecánico.