Pekín, China.- China anunció hoy que ha enviado "protestas formales" a EU por la concesión al Dalai Lama de la Medalla de Oro del Congreso estadounidense, que le será entregada la próxima semana en un acto al que asistirá el presidente norteamericano, George W. Bush.
"China ha presentado protestas formales ante EU y le hemos explicado claramente nuestra posición de que nos oponemos a la concesión de la Medalla de Oro al Dalai Lama", dijo hoy el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Liu Jianchao.

"Estamos en contra de que cualquier país o individuo utilice el asunto del Tíbet para entrometerse en los asuntos internos chinos. Creo que el Gobierno de EU tiene muy clara esta posición", añadió.

La nueva afrenta para China, esta vez de EU, llega después de que el primer ministro australiano, John Howard, y la canciller germana, Angela Merkel, recibieran al líder tibetano en junio y septiembre pasados, respectivamente, ignorando las advertencias de Pekín.

"Hemos enviado protestas formales a los países pertinentes. Esperamos que estos países puedan honrar sus compromisos con el asunto del Tíbet", afirmó Liu.

Subrayó que "el Tíbet es una parte inseparable del territorio chino" y que la no injerencia en los asuntos chinos "va en interés de las relaciones a largo plazo entre China y otros países".

El Congreso de EU entregará el 17 de octubre en Washington la Medalla de Oro al Dalai Lama, en un acto al que el presidente Bush y su esposa han confirmado su asistencia.

El galardón es el más alto reconocimiento que puede otorgar el Congreso de EU a un civil -nacional o extranjero- por sus contribuciones a la seguridad y prosperidad del país.

Pekín considera al líder tibetano y Premio Nobel de la Paz un agitador político empeñado en destruir la unidad china.

Esta semana, la agencia estatal, Xinhua, lo acusó de apoyar a "sectas maléficas" como la japonesa Verdad Suprema, responsable del atentado en el metro de Tokio en 1995.