José Reyes
Saltillo, Coah.- Ante las protestas y el abandono de sus curules de los nueve diputados panistas -aunque luego regresaron dos-, Humberto Moreira Valdés entregó ayer su Segundo Informe de Gobierno al Congreso del Estado y durante su mensaje aseguró que Coahuila se ha convertido en vanguardia nacional y ejemplo a seguir en el diseño y aplicación de políticas públicas.
"Nos preciamos de ser un gobierno con una idea clara del rumbo que debemos seguir para ser el mejor estado del país", añadió el Mandatario en su mensaje leído poco antes de entregar el documento a los legisladores.

La sesión solemne de ayer en la legislatura local inició a las 06:50 horas, con el posicionamiento sobre la labor del Ejecutivo de cada uno de los 6 grupos parlamentarios.

La asistencia de Moreira Valdés al Palacio del Congreso se dio en un contexto de enfrentamiento con los diputados del PAN, quienes durante la lectura del mensaje que hizo el Mandatario se pararon de sus curules y desplegaron unas pequeñas mantas de protesta.

"No más populismo" y "No más autoritarismo", rezaban algunas de ellas, aunque el Gobernador nunca volteó a verlas.

Algunos ciudadanos respondieron al mostrar varias pancartas desde la segunda plana del salón de sesiones con leyendas de apoyo al Gobierno estatal y de ataque a personajes panistas como Felipe Calderón, Ernesto Saro, José Angel Pérez Hernández, Guillermo Anaya y José Antonio Jacinto Pacheco.

"Fecal, Presidente ilegítimo", "Ernesto Saro, corrupto", "Guillermo Anaya, pariente de narcos" y "Jacinto Pacheco, tu club de amigos gay te saluda. Te pedimos que salgas del clóset", eran algunas leyendas contra los panistas.

Minutos antes de que Moreira Valdés llegara al recinto, los roces entre priístas y panistas empezaron, cuando Julián Montoya, al subir a tribuna a leer el posicionamiento del PRI le gritó al panista Jesús Manuel Pérez Valenzuela: "¡No vaya a ser que tengas un estupefaciente de esos que alteran la conducta!".

De hecho, durante la sesión, Pérez Valenzuela se despojó de su camisa, corbata y saco para mostrar una playera con la imagen del "Che" Guevara, además de colocar unos limones sobre su mesa.

"Es que nos habían dicho que nos iban a tirar huevazos y me los traje para aventarlos por si nos atacaban", dijo Pérez Valenzuela al terminar la sesión.

Cuando el presidente de la mesa directiva Francisco Saracho Navarro empezó a leer la postura del Congreso respecto del Informe, los nueve diputados del PAN abandonaron la sala ante la rechifla de algunos asistentes.

Sin embargo, unos 5 minutos después, los legisladores César Flores Sosa y Silvia Garza Galván regresaron a las curules.

En sus lugares, los albiazules dejaron nueve letreros, y algunos rezaban: "Respete la autonomía del Municipio", "Exigimos transparencia", "No más despilfarro de recursos", "No más culto a su imagen" y "Saque las manos del Congreso", entre otros.

Antes y durante la presencia del Mandatario estatal en este recinto, se observó una fuerte presencia policiaca de estatales, municipales y ministeriales, algunos de ellos armados, además de los elementos de la seguridad personal del Gobernador.