Redacción
El DVD está condenado a muerte y tiene el tempo contado. Sin embargo todavía no se sabe quién será su verdugo, ya que luego de tres años de negociaciones Sony y Toshiba, las empresas creadoras de los discos ópticos de nueva generación, han sido incapaces de ponerse de acuerdo para sacar una tecnología de reproducción unificada.
Tanto Blu-ray como HD-DVD, los nuevos discos, son capaces de almacenar cinco veces más datos y películas en alta definición que el DVD, pero si el consumidor quiere ver su contenido tendrá que comprar dos lectores, uno para cada tecnología. Por suerte, Samsung dice que tiene un reproductor compatible con los dos.

Hay un responsable

El problema empezó con los televisores de plasma, que soportan tanta calidad que el formato DVD actual se queda muy corto para satisfacerla. Mientras que los televisores normales (SDTV) ofrecen una resolución de 500 líneas verticales, el plasma y los televisores de alta definición (HD) llegan a las mil 80 líneas.

En un DVD normal sólo caben grabaciones a 500 líneas, de lo que se deduce que usar un televisor de plasma para ver DVDs es como tener un jacuzzi para darse duchas rápidas por las mañanas. El mercado pedía un formato que aprovechara esa calidad de imagen, tanto para almacenar películas como para grabar directamente la señal de televisión.

Así fue como Sony anunció su disco óptico Blu-ray en febrero del 2002, respaldado por la Blu-Ray Disc Association y las 75 empresas que se esconden detrás: Apple, Hitachi, HP y JVC entre otras.

Dos meses más tarde apareció HD de la mano de Toshiba, junto con NEC, Sanyo y Memory Tech. Más adelante HD consiguió el apoyo del DVD Forum, sembrando la semilla de la discordia.

Pros y contras entre Blu-ray y HD-DVD

Las dos tecnologías se basan en un nuevo láser; concretamente el azul. Mientras que las grabadoras de CD y DVD queman tradicionalmente los discos con un láser rojo, tanto Blu-ray como HD lo hacen con un haz azul, más fino y preciso, que consigue empaquetar más datos en menos espacio.

Un DVD guarda 4.7GB en los discos de una capa y 9.4GB en los de dos, una pequeñez comparado con los 15GB y 45GB del HD o los 25GB y 50GB de Blu-ray. La edición extendida de la versión extendida de "El Señor de los Anillos" en un sólo disco. O 180 episodios de Frasier. Y todo eso en alta definición.

Según Sony, Blu-ray es más rápido, más capaz y los discos están protegidos contra dedos pringosos y ralladuras. Sin embargo, tiene tres tipos de discos distintos (el de grabar, el de leer y el de regrabar) y fabricarlos es muy caro.

Por su parte, HD-DVD es muy similar al DVD, lo que ralentiza el proceso de grabación y limita ligeramente su capacidad de almacenaje. Pero también facilita su compatibilidad con nuestra colección de viejos DVDs y reduce notablemente los costes de producción, lo que beneficia al consumidor en forma de precios más asequibles.

Pese a sus coincidencias, las dos empresas han dejado claro que sus productos son físicamente incompatibles.



En Blue Ray

* Ratatouille
Disney / Buena Vista

* Spider-Man: The High Definition Trilogy Sony Pictures

* Pirates of the Caribbean: At World's End Disney / Buena Vista

* Fantastic Four: Rise of the Silver Surfer 20th Century Fox

* Troy: Director's Cut
Warner Bros.

* Cars
Disney / Buena Vista


En HD-DVD

* 300
Warner Bros

* Batman Begins
Warner Bros

* Blades of Glory
Dream Works

* Darkman
Universal

* Dream Girls
Dream Works

* The Ant Bully
Warner Bros

* The Bourne Ultimatum
Universal Pictures

* Babel
Paramount Pictures