Notimex
Cd. de México.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ratificó la pena de uno a nueve años de prisión que se impone a traficantes de especies, productos o subproductos de flora y fauna silvestre en peligro de extinción.
La Corte validó las penas de hasta nueve años de prisión a quien trafique, capture, posea, transporte, acopie o introduzca a México algún ejemplar, sus productos o subproductos de alguna especie de flora o fauna silvestres considerada en peligro de extinción.

Esta decisión se da después de que dos personas impugnaran el Artículo 420, fracción IV del Código Penal Federal, por considerar que vulneraba el principio de legalidad en materia penal.

Los inconformes presentaron esta querella bajo el argumento de que es en la Norma Oficial Mexicana donde se enlistan las especies marinas en veda y, por tanto, es un elemento necesario para integrar la conducta penal.

Al resolver el amparo interpuesto por los quejosos, la Primera Sala de la Corte resolvió que el delito de posesión de productos marinos declarados en veda, se especifica de forma clara en el Código Penal Federal, por lo que no es requisito indispensable a la Norma Oficial Mexicana para que la conducta ilícita sea sancionada.

Los solicitantes del amparo se les consideró penalmente responsables del delito ambiental en la modalidad de posesión de productos marinos declarados en veda, al habérseles encontrado en posesión de diversas especies de caracol y langosta.

El artículo que impugnaron los sentenciados establece que se deben sancionar conductas relacionadas con cualquier actividad con fines de tráfico o capturar, poseer, transportar, acopiar e introducir o extraer al país algún ejemplar.

Este regulamiento establece también que se sancionará a aquella persona que lucre con productos, subproductos o recursos genéticos de una especie de flora o fauna silvestre, terrestre o acuática en veda, en peligro de extinción, sujeta a protección especial o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte.