Notimex
México.- La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) otorgó un amparo al nuevo sindicato nacional minero, que le regresa la titularidad de ocho contratos colectivos de trabajo, antes en poder del gremio de Napoleón Gómez Urrutia.
El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Exploración, Explotación y Beneficio de Minas de la República Mexicana (SNTEEBMRM) destacó que con esa decisión queda sin efecto el amparo que obtuvo el sindicato de Gómez Urrutia hace una semana.

Ello, contra la decisión de 97 por ciento de los trabajadores, quienes en libertad y autonomía, votaron a favor de fomar parte del nuevo sindicato, proceso mediante el cual el nuevo sindicato obtuvo ocho contratos colectivos.

En un comunicado, subrayó que con este amparo continúa como titular de los Contratos Colectivos de Trabajo que obtuvo el 5 de septiembre pasado, a través del voto de los mineros sindicalizados de las plantas de Grupo México, entre ellas, Refinería Electrolítica de Zinc.

También de San Luis Cobre, Unidad Charcas, y Nueva Rosita, de Industrial Minera México; Unidad Santa Bárbara, de Minerales Metálicos del Norte, y Mina Concentradora, Planta de Cal y Planta Beneficiadora de Concentrados, de Mexicana de Cobre.

Destacó que de esta forma, la autoridad laboral ratifica la decisión de los más de cuatro mil trabajadores de abandonar el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM) por no estar de acuerdo con la dirigencia de Gómez Urrutia.

El nuevo sindicato minero también refirió que con el apoyo de los trabajadores que se afiliaron, la membresía del grupo de Gómez Urrutia se redujo 14 por ciento, lo que habla del declive de esa dirigencia.

Subrayó que de acuerdo con información de la Cámara Minera de México, en esta industria trabajan 280 mil personas, de las cuales el sindicato de Gómez Urrutia cuenta con casi 25 mil, mientras que el resto pertenecen a varios sindicatos federales.