Notimex
Encontró que en la delegación Azcapotzalco, donde se visitaron cuatro tortillerías, el precio frecuente es de 8.50 pesos, lo mismo que en la delegación Venustiano Carranza, en la zona de Tlanepantla y en Naucalpan
El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Antonio Morales de la Peña, aseguró que el precio del kilogramo de tortilla se mantiene estable al comercializarse en 8.50 pesos en promedio.

Sostuvo que en un recorrido de los verificadores de la dependencia se encontró que en la delegación Azcapotzalco, donde se visitaron cuatro tortillerías, el precio frecuente es de 8.50 pesos, lo mismo que en la delegación Venustiano Carranza, en la zona de Tlanepantla y en Naucalpan.

El funcionario afirmó que "no hay ninguna justificación" para incrementar de manera exagerada el precio del producto "y lo que vemos el día de hoy es que los dueños de tortillerías se conducen de manera muy responsable".

Ello, explicó, al no hacer eco de las declaraciones que algunos dirigentes del sector de la masa y la tortilla expresaron en el sentido de que el costo del básico aumentaría hasta en 12.00 pesos.

Dijo que con el diálogo permanente entre las organizaciones que agrupan a los industriales y el gobierno federal, "no se presentará un aumento exagerado en el precio de la tortilla, a fin de garantizar que la mayoría de los mexicanos que consuman este producto no afecten sus bolsillos".

Detalló que en el interior de la República, en la ciudad de Saltillo, se encontró que el kilo se ofrecía en 8.50 pesos, en Villahermosa en 8.98, en Culiacán en 8.50, en León en 9.00 y en Oaxaca en 8.00, incluso en esa entidad se encontró una tortillería que vendía el producto en 7.00 pesos.

Antonio Morales precisó que con base en el Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados, a cargo de la Secretaría de Economía (SE), ayer el precio promedio del alimento básico en las tortillerías fue de 8.81 pesos y en las de autoservicio a 5.75 pesos.

El funcionario expuso que la dependencia a su cargo intensificó a partir de hoy su programa de verificación y vigilancia, de manera particular en las tortillerías de todo el país.

"A partir de hoy estamos dando más interés y concentrando nuestras acciones en las tortillerías para evitar cualquier especulación y que los tortilleros se dejen llevar por la declaración de ayer donde se anunciaba que aumentaría hasta 12 pesos", señaló.

Indicó que para la Profeco sería muy evidente aumentar de un día para otro de 8.50 a 12.00 pesos el kilogramo del alimento.

"Es alrededor de 40 por ciento, lo cual no se justificaría".

Aclaró que en la Profeco "entendemos toda la preocupación que tiene el sector de la tortilla ante el incremento de precios que se está dando a nivel internacional".

Sin embargo, ante un abuso por parte de los dueños de tortillerías, la Profeco actuaría conforme a las facultades que le otorga la ley en materia de metrología y comercial.

En ese contexto, precisó que en lo que va de 2008 se han verificado 3 mil 134 tortillerías, de las cuales apercibieron y emplazaron a procedimiento administrativo a 591 por violaciones como el no exhibir precios.

Morales de la Peña dijo que los dueños de tortillerías deben justificar ante los verificadores de la Profeco el alza en el costo del producto, a través de facturas de compras de maíz, por ejemplo.

Con respecto a las multas a tortillerías, indicó que en 2007 se iniciaron un total de mil 933 procedimientos por infracciones, en tanto que en lo que va de este año se iniciaron 602 y se emitieron mil 116 resoluciones con sanciones por un total de un millón 786 mil pesos.