Jesús Jiménez Alvarez
Porque son 300 usuarios, en promedio, de Saltillo y Ramos Arizpe, quienes diariamente utilizan las unidades de Transportes Coahuilenses para trasladarse entre la Region Sureste de Coahuila y el Aeropuerto Internacional Mariano Escobedo de Monterrey, es urgente que una aerolínea seria venga a brindar aquí un servicio de calidad.
Saltillo, Coah.- En entrevista exclusiva con Vanguardia, el empresario Carlos Villalobos Alvarado, Presidente de Fomento Económico para el Sureste de Coahuila y Expresidente de la Asociación de Industriales y Empresarios de Ramos Arizpe, aseguró que "necesitamos una aerolínea que venga a responder a la competitividad con la que aquí trabajamos".

"Si a las 300 personas que se mueven en transporte público le sumamos toda la gente que se traslada en vehículos particulares, propios o de las empresas para desplazarse hasta el Aeropuerto de Monterrey, fácilmente el número llegará a 400 usuarios diarios, que bien podrían volar por Ramos Arizpe, si contáramos aquí con una aerolínea más comprometida", expuso el reconocido hombre de negocios.

Dijo que si bien no todos esos usuarios viajan de México a Monterrey y viceversa, "sí son la mayoría, y se trata de personas que se cansaron de batallar con Click Mexicana, porque siempre existe la incertidumbre si van a aterrizar o no, si van a cancelar o no, entonces requerimos de una empresa que no nos deje plantados".

Requiere mejoras el aeropuerto local

"Si somos una región de un millón de habitantes, y con un sector industrial y productivo, dinámico y en constante crecimiento, necesitamos competitividad en todos sus servicios, y es bueno que se empiece a hablar de la construcción de otro aeropuerto, que a futuro nos daría un importante plus como región, pero por lo pronto el Aeropuerto Internacional Plan de Guadalupe requiere mejoras", expuso el entrevistado.

"Lo que se requiere con mayor urgencia - añadió el directivo de FESEC - es la nivelación y recarpeteo de las pistas, pero también es necesario ir pensando en dotarlo de mejor equipo y tecnología más avanzada que permitan aterrizar y despegar aún en condiciones de niebla, como lo hacen no sólo en los aeropuertos de Houston, Dallas, Denver, u en otras estaciones donde el mal clima es cosa de todos los días y las operaciones siempre se realizan sin contratiempos".