Notimex
En los últimos dos años, la simpatía de los mexicanos hacia Estados Unidos cayó 12 puntos porcentuales e incluso la desconfianza hacia esa nación aumentó, al tiempo que se registró un considerable incremento en la opinión de que el TLC debe renegociarse.
México.- Lo anterior según cifras de la Tercera Encuesta Bianual del Centro de Investigación y Docencia Económica sobre Política Exterior denominada "México, las Américas y el Mundo", que se levantó entre agosto y septiembre del año pasado.

Durante la presentación de la encuesta, su coordinadora Guadalupe González señaló que en general los mexicanos demostraron encontrarse más ensimismados, pesimistas y alejados del mundo.

Explicó que la encuesta se levantó entre dos mil 400 personas mayores de 18 años de las regiones norte, centro y sur del país con un total de 87 preguntas que miden tanto la percepción del mundo como los intereses personales.

Paralelamente, se entrevistó también a 338 líderes con posiciones de mando en la burocracia, la política, el sector empresarial, los medios de comunicación y la Academia, quienes presentaron en general opiniones diversas.

Guadalupe González. de la División de Estudios Internacionales del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) señaló que la mayoría de la población está más preocupada por los asuntos que afectan su seguridad y bienestar, que por los temas internacionales.

El porcentaje de población que nunca ha viajado fuera del país aumentó de 49 por ciento a 88 por ciento, mientras que las remesas bajaron de 24 a 15 por ciento, y 56 por ciento de los encuestados mantienen algún familiar viviendo en el extranjero.

En la relación con Estados Unidos la percepción de simpatía cayó de 74 a 62 por ciento, mientras que la desconfianza hacia ese país pasó de 53 a 61 por ciento, y es prácticamente la única nación que los mexicanos consideran más como un socio que como amigo.

La preocupación por el narcotráfico y el crimen organizado es el principal tema que ocupa a los mexicanos, mientras que la política exterior se observa como un instrumento medianamente importante para atraer inversiones y turistas.

Durante la presentación, la senadora Rosario Green, ex secretaria de Relaciones Exteriores señaló que los resultados de la encuesta evidencian la falta de un auténtico proyecto de política exterior de México hacia el mundo y viceversa.

No basta con el discurso sino que hace falta establecer posiciones más concretas en temas como la participación de México en las operaciones de mantenimiento de la paz en el mundo, y no sólo participar en el Consejo de Seguridad de la ONU.

A su vez, la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Lourdes Aranda, señaló que la actual crisis económica puede ser una oportunidad para ampliar nuestras relaciones con el mundo.

Es preocupante que los mexicanos carezcan de interés sobre la mayoría de las regiones del mundo, tal como reveló la encuesta, pero eso mismo debe convertirse en una oportunidad para incrementar la interrelación de México con todos los continentes, dijo.

Es una tarea urgente de la cancillería buscar un acercamiento con todas las naciones, sobre todo una diversificación del intercambio con otros países, aprovechando nuestra posición estratégica y, en cierta forma, el tipo de cambio de nuestra moneda.

La subsecretaria confió en que las circunstancias del mundo actual favorezcan a México, para ello comprometió el trabajo de la cancillería para mejorar la red de amigos y socios de México en el mundo.