Édgar L. González / Vanguardia
Saltillo, Coahuila.- El senador por Coahuila, Ernesto Saro, y otros legisladores mexicanos que se encuentran en Filipinas se reportaron a salvo y bien de salud tras el intento de golpe de estado que el Ejército disolvió.
Vanguardia contactó al legislador en Manila, donde asiste como presidente de la Comisión de Salud del Senado a un Congreso sobre Sida.

Vía telefónica dijo que está bien, pero que su hotel se encuentra resguardado por el Ejército desde ayer tras el intento de golpe de estado.

De acuerdo con agencias internacionales de noticias, unidades de un grupo élite del Ejército de Filipinas y policías, irrumpieron en el Hotel Península de Manila para terminar con un breve golpe de Estado intentado por un grupo de soldados rebeldes.

Ernesto Saro comentó que a su llegada a Filipinas la situación estaba tensa y las autoridades de ese país les asignaron escoltas desde que salieron del aeropuerto rumbo al hotel.

Desde entonces nadie ha salido y sólo se han enterado de la situación a través de los medios de comunicación, que han reportado el intento de golpe de estado.

A la hora que Vanguardia se comunicó con Saro eran las 3:00 de la mañana en aquel país y, según expresó, todo estaba en calma, con el Ejército en las calles cuidando el orden por el toque de queda.

Explicó que el Congreso sobre Sida al que acude junto con legisladores de todo el mundo se realiza en el mismo hotel en el que se encuentra hospedado, por lo cual no han tenido la necesidad de salir.

El Congreso termina el viernes y entonces los legisladores abandonarán Filipinas, que en estos momentos aparentemente está en calma.