La Jornada
México.- Teléfonos de México obtuvo un amparo en contra de la consolidación de áreas de servicio local, donde la Comisión Federal de Telecomunicaciones eliminó los cargos por llamadas telefónicas de larga distancia.
El organismo regulador informó haber sido notificada de que la Tercera Sala Regional Metropolitana del Tribunal
Federal de Justicia Fiscal y Administrativa otorgó a la telefónica una suspensión provisional de la ejecución para la consolidación de las Areas de Servicio Local (ASL) que entraría en vigor este 1 de noviembre en beneficio de los habitantes de diversas regiones del país.

Ante esta decisión, agregó la Cofetel, se defenderá la resolución de los "lineamientos que deberán observarse para modificar las ASL" publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 11 de enero de 2006, con los que se busca reducir al mínimo las áreas en las que se cobren tarifas telefónicas de larga distancia.

Según la Cofetel, en su momento ningún concesionario de la red pública de telecomunicaciones manifestó oposición a la medida, cuando se realizó la consulta respectiva. Sin embargo, advirtió que como consecuencia de la resolución judicial notificada, la reducción de 70 áreas de servicio local podría retrasarse.

Pero fuentes de Telmex consultadas, informaron que el amparo de la justicia federal fue solicitado porque no se encuentran en condiciones técnicas de aplicar la reducción de áreas de servicio local, toda vez que las autoridades correspondientes no respetaron los tiempos requeridos para realizar las adecuaciones del caso.

Explicaron que de reducirse las ASL seleccionadas por la Cofetel se presentarían problemas en llamadas de larga distancia internacional, porque ni siquiera se le notificó a la Unión Internacional de Telecomunicaciones para que los operadores extranjeros marcaran los nuevos códigos de terminación de llamadas, es decir, que en el extranjero se desconoce la nueva clave de larga distancia que identificaría las nuevas áreas de servicio local.

Versión oficial

Para la Cofetel, los beneficios para los usuarios de las regiones a integrarse con la reducción de las ASL estarán supeditados a que la autoridad competente revoque la suspensión otorgada a Telmex. "Esto significa que en caso de que la suspensión prevalezca, los usuarios no podrán gozar de los beneficios que conlleva el cambio de tarifas de larga distancia a tarifas locales con usuarios de municipios cercanos", cuestionó el organismo regulador.

Adicionalmente, agregó, la consolidación de las ASL permite su apertura a la presuscripción, es decir, la posibilidad de que los usuarios puedan elegir a la empresa telefónica de su preferencia, lo cual aumenta la competencia en la prestación de los servicios y promueve la reducción de tarifas.

De igual forma argumentó que la consolidación elimina el pago de la tarifa de reventa para los concesionarios en aquellas ASL que no estaban abiertas a la competencia y por lo tanto, permiten incentivos para invertir en aquellas zonas donde actualmente Telmex es el único operador.

La Cofetel refirió que la consolidación de áreas de servicio local permitiría beneficios a millones de habitantes de 450 municipios del país en los estados de México, Morelos, Michoacán, Puebla, Nuevo León, Baja California, Nayarit, Hidalgo, Coahuila, Jalisco, Sinaloa, Tamaulipas, Guerrero y Veracruz.