Lourdes de Koster / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Las medidas de presión hacia la Rectoría de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN) se recrudecieron este viernes.
Alrededor de 200 empleados afiliados al SUTUAAAN cerraron las puertas y colocaron banderas rojinegras para impedir el paso a unidades vehiculares al campus.

Aunque el comedor y el transporte siguieron operando, el resto de los servicios se vieron interrumpidos, en un afán de lograr que el rector, Jorge Galo Medina Torres, acuda a la mesa de negociaciones.

Durante la jornada no hubo incidencias, ya que el movimiento se realizó en orden.