El Universal
Colocan retenes en los ingresos y salidas del estado; elementos de la SSP también vigi8lan las instalaciones de cuatro periódicos locales y tres televisoras.
Mérida, Yucatán.- Una especie de psicosis desató en Yucatán la aparición de 12 cuerpos sin cabeza ocurrida en los montes de la Hacienda Chichí Suárez y en el municipio de Buctzótz el jueves pasado, ya que en horas posteriores y ante el endurecimiento en la vigilancia y retenes en el periférico y otros ingresos y salidas del Estado, surgieron versiones sobre el hallazgo de las cabezas de los que resultaron ser narcomenudistas de Mérida, Progreso, y de Campeche y Quintana Roo.

Ante esto, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) instalaron vigilancia en las instalaciones de los cuatro periódicos locales y las tres televisoras que funcionan en esta ciudad. Esto al parecer, pensando en que pudiera ocurrir lo que en enero pasado, cuando fue abandonada una cubeta en cuyo interior estaba una cabeza de un narcomenudista del puerto de Progreso, en las instalaciones de TV Azteca en esta ciudad.

Asimismo las primeras averiguaciones de la Procuraduría de Justicia apuntan a que cinco de los asesinados estaban vivos al momento de ser degollados. Los cuerpos se encuentran en el cementerio Xoclán de esta ciudad.

La Procuraduría de Justicia ya identificó a once de los doce cadáveres y se aseguró que ocho de ellos son originarios de Yucatán y los otros restantes de Campeche y Quintana Roo.