La OTAN continúa sus operaciones en Afganistán. Foto: Especial
En el este de Afganistán perdió la vida un soldado durante una explosión, mientras otros dos fallecieron en el sur del país víctimas de otro artefacto explosivo
Kabul.- Seis soldados de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) perdieron la vida en varios atentados con bomba y combates en el país, informaron hoy efectivos de la operación internacional bajo el paraguas de la OTAN.

En el este de Afganistán perdió la vida un soldado durante una explosión, mientras otros dos fallecieron en el sur del país víctimas de otro artefacto explosivo. Un cuarto falleció en un ataque enemigo en la misma región, informó la ISAF sin dar más detalles.

Poco antes, la ISAF había informado de la muerte de dos soldados en ataques con bomba en el sur del país en la jornada del martes. Un portavoz del Ejército estadounidense dijo en Kabul que se trataba de estadounidenses.

Según la web independiente "icasualties.org", desde comienzos de año murieron ya al menos 290 soldados extranjeros en el país, la mayoría de Estados Unidos. En junio han muerto hasta ahora 73 soldados internacionales, la mayoría en el sur del país, donde las tropas están preparando una ofensiva este verano.

Por otra parte, un niño afgano murió y otro civil resultó herido en una explosión en la sureña ciudad de Kandahar, informó el Ministerio del Interior.

Otros siete civiles resultaron heridos el martes en el princpal mercado del distrito de Gerishk, en la provincia de Helmand, informó el Ministerio, añadiendo que las tropas detuvieron a tres sospechosos.