Arturo Estrada
Como están de regreso las lluvias y la ampliación del bulevar J. Mery no tiene para cuándo concluir, Protección Civil ha implementado una línea de acción específica para esta zona, recordando que el año pasado sufrió severas inundaciones.
"Tenemos programas específicos para algunas áreas, sabemos que tenemos riesgos en algunos lugares, por lo que se aplica un operativo de logística, una camiseta a la medida, por así decirlo", dijo Alberto de la Rosa Vizcaíno, director de la Unidad Municipal de Protección Civil.

Cabe recordar que una tromba ocurrida el pasado 17 de septiembre afectó la zona circundante a donde se realizaban las obras de ampliación del J. Mery.

El aguacero afectó principalmente las calles Feliciana Alvarez y Nigromante, dejando un saldo de 24 viviendas y 15 vehículos con daños considerables, además de seis casas como pérdida total.

"Si la problemática se dio en ese sector, sabemos que debemos implementar lo que sea necesario.

Esto de momento sólo incluye la participación municipal, pero se abren las puertas a que también se incluyan las dependencias estatales", agregó.

El programa es meramente operativo.

Se llega al lugar, se determina el punto de reunión, se detallan las acciones de Salud, Desarrollo Urbano y Obras Públicas. "Al llegar al lugar se implementan las acciones de logística con el Cuerpo de Bomberos.

Salud Pública destina un médico para el lugar, otros más para el albergue, y si es necesario se busca transporte público por si se necesita evacuar", apuntó.

Ecología Municipal deberá disponer de brigadas con motosierras para hacer los cortes. Seguridad Pública debe resguardar el perímetro de los lugares que sean evacuados.

"El operativo está completo, a las demás dependencias les ha agradado la manera en que se está manejando y estaremos implementando operativos específicos en otras zonas de riesgo, no solamente por lluvia", expuso.