Mayté Parro
Monclova.- "De un momento a otro", la Procuraduría General de Justicia del Estado emitirá la resolución de la probable responsabilidad del choque del tractocamión de la empresa Transportes y Traspaleos y la camioneta Chevrolet, color gris, que ocasionaron la explosión en el ejido Celemania, matando a 28 personas.
Con la toma de 250 declaraciones testimoniales, entre ellas la del chofer del tractocamión, José Alberto Borrego González, y su copiloto José Rosales Contreras, la PGJE dictará en breve una resolución del caso, donde no se descarta que el Ministerio Público solicite órdenes de aprehensión.

Así lo informó el delegado regional de la PGJE, Horacio de Hoyos, quien indicó que después de haber rendido su declaración informativa, no se dictó ninguna restricción al chofer José Rosales Contreras, para que no abandone la ciudad.

Sale de terapia
A punto de emitir una resolución, la PGJE sigue buscando que Juan Hermilo de León, quien viajaba en la camioneta que embistió al tractocamión, rinda una declaración testimonial, luego de que su estado de salud grave va en mejoría, ya que ayer salió de terapia intensiva y fue subido al área de hospitalización.

Horacio de Hoyos indicó que las lesiones que él presenta son contusiones y traumatismos múltiples que lo pusieron en estado de gravedad.

En lo que se refiere a Juan Hermilo de León no se le puede fincar alguna responsabilidad, ya que era un acompañante y no era el conductor. "A esa persona no se le advierte una acción u omisión que sea determinante para el accidente. No tiene una forma de intervención", afirmó.

Sobre la posibilidad de que se dicten órdenes de aprehensión, el delegado de la PJE dijo que ellos no pueden manejar una determinación previa a la que resuelva el Ministerio Público, quien hace la valoración de los medios de prueba para llegar a una conclusión y que no son una autoridad que gire órdenes de aprehensión, pero que no se descarta que se soliciten.

"Vamos a determinar si el hecho que existe la acreditación de un cuerpo de un delito y la probable responsabilidad o si existe también la causa de una acción penal; ése es el trabajo del MP", añadió.

Sin dictamen
Por el tiempo transcurrido desde el día de la explosión, 9 de septiembre, al día en que se presentó a declarar, el 25 del mismo mes, la PGJE se vio imposibilitada para dictaminar si José Alberto Borrego González, chofer del tractocamión, que transportaba 25 toneladas de explosivos lo hacía bajo los efectos del alcohol o de alguna droga.

Sin embargo, Horacio de Hoyos, delegado regional de la PGJE, declaró que pueden irse a otro medio de prueba que determine si este tenía alguna reacción criminal.