La intérprete abandonó esta tarde el país centroamericano donde pasó unos días como invitada en la casa de Mel Gibson
La cantante estadounidense Britney Spears y sus familiares terminaron hoy sus vacaciones en las playas del Pacífico de Costa Rica, donde estuvieron los últimos cinco días en compañía del actor Mel Gibson, informó la prensa local.

La intérprete de Baby one more time abandonó esta tarde el país centroamericano luego de disfrutar de varios días de sol en la provincia de Guanacaste (Pacífico norte), donde fue fotografiada por vecinos y hasta por la prensa, informó la edición electrónica del diario local La Nación.

Sin citar fuentes, la versión en línea del periódico indica que "bajo una estricta confidencialidad, el avión privado despegó del aeropuerto Juan Santamaría" a las 14.00 hora local (20.00 GMT) rumbo a San Diego, California.

La artista de 26 años, su padre Jamie Spears y otros familiares se hospedaron desde el jueves anterior en la casa que el actor Mel Gibson tiene en playa Barrigona.

Durante su estancia, Britney se dejó fotografiar por los paparazzi mientras tomaba el sol en bikini, conducía un cuadraciclo y jugaba en el mar.

Según La Nación, no se reportó si Gibson también salió hoy del país, pues a diferencia de su joven invitada, desde su llegada a Costa Rica el jueves anterior no se le vio en la playa.