Notimex
El mediocampista de Rayados del Monterrey, Luis Pérez, aseguró que el equipo tiene hambre y necesidad de un título en el futbol mexicano, por lo cual existe confianza en llegar a la final del Torneo de Clausura 2008.
"Tenemos mucha hambre de un título, tenemos necesidad y ahora que estamos aquí hay que aprovechar la oportunidad, hay que luchar primeramente por la final, requerimos ser protagonistas y ganar la final", aseguró.

Luis Pérez dijo que esperan llevarse la corona del actual certamen, porque es algo que un jugador se queda para toda la vida, por lo cual esperan superar a Santos y avanzar en la liguilla.

Añadió que el conjunto lagunero es un rival complicado, por lo que el equipo regiomontano tendrá que concentrarse en su labor en el terreno de juego, tanto de local como de visita.

"Me parece que Santos ha encontrado un buen equilibrio, adelante tiene gente que define los partidos, eso ha sido toda la temporada y va a ser un partido interesante, el cual hay que jugarlo inteligentemente, tratando siempre de ganar", expresó.

Pérez manifestó que será un encuentro parejo, incluso porque ambos equipos tienen jugadores con mucha experiencia en liguillas, pero los jugadores rayados tienen confianza en el trabajo que realizan y por ello esperan vencer al rival en turno.

A su consideración, Monterrey tiene que aprovechar su condición de local, pero ello no significa que no puedan conseguir una victoria cuando visiten a los laguneros.

El delantero Carlos Ochoa dijo, por su parte, que la única ventaja que tiene Santos sobre Monterrey es el empate, porque ello les permitiría avanzar a la final, pero que tienen confianza en dejar en el camino al sublíder.

Para el atacante, el equipo que esté más atento y tenga mayor deseo de ganar será el que avance a la final, porque será un duelo parejo y que incluso en Santos y Monterrey existe un sistema similar en el juego.

"El primer partido siempre es el más importante, vamos a trabajar bien, aquí tenemos que ganar, son dos partidos de 90 minutos y no hay que desesperarse, pero aquí en casa hay mucha confianza de ganar", concluyó.