Notimex
El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) llevó a cabo los primeros trasplantes de hígado de donante vivo a los niños Abraham, de un año siete meses de edad, de Chihuahua, y a Pablo, de cuatro años 10 meses, de Querétaro.
El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) precisó en un comunicado que esas intervenciones quirúrgicas de alta especialidad son las primeras que se efectúan en la institución, en la cual se atiende a casi la mitad de la población del país.

Explicó que los trasplantes se realizaron en el Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI, con el objetivo de combatir los padecimientos de hígado en la población infantil, y como parte del Programa de Trasplantes de Hígado de Donante Vivo Relacionado.

En estos casos, detalló, el donante es un familiar, sobre todo, el padre o la madre, quienes donan una porción del hígado a su hijo.

José Alberto Yamamoto Nagano, jefe de la División de Trasplantes del IMSS, informó que para este año la meta es efectuar entre seis y ocho cirugías de alta especialidad, y que las operaciones de los niños mencionados se llevaron a cabo los días 15 y 17 de abril pasado.

Destacó que la unidad médica cuenta con la infraestructura y los especialistas indicados para alcanzar el propósito, al mismo nivel que ocurre en países como Estados Unidos.

El médico comentó que la primera cirugía fue la de Abraham, quien recibió una porción de hígado de su padre, Alfonso. El segundo trasplante fue el de Pablo, en el que la donadora fue su mamá Araceli.

Yamamoto Nagano expuso que al candidato a donador se le practican una serie de estudios para constatar que está en condiciones óptimas, básicamente, que está sano, que no tiene problemas de obesidad o hipertensión.

"Para la cirugía se toma una porción de hígado del donante, un peso de aproximadamente 300 gramos, se extrae el órgano enfermo del receptor y se trasplanta. El hígado es un órgano que se regenera, lo que significa que al donador no se le priva de ninguna función al donador", precisó.

Concluyó que en el tratamiento de los pacientes interviene un equipo multidisciplinario de especialistas en terapia intensiva, radiología e infectología, entre otros.