Foto: Vanguardia/ Archivo
24 Horas
El gobernador Rogelio Ortega prometió trasladar a sus compañeros Arturo Campos y Gonzalo Medina sean trasladados a un penal de Guerrero
Después de un mes de que la comandante de la policía comunitaria de Olinalá,Nestora Salgado, permaneciera en huelga de hambre, este jueves aceptó levantarla tras la promesa del gobernador Rogelio Ortega de que sus compañeros Arturo Campos y Gonzalo Medina sean trasladados a un penal de Guerrero.

Ayer sus familiares reportaron que el estado de salud de Nestora era grave, con inflamación del hígado y piel manchada.

Momentos antes la escritora Elena Poniatowska, participó la marcha que se realizó de periférico al penal de Tepepan, al que fue trasladada el pasado viernes para exigir la liberación de la líder comunitaria acusada de secuestro por la fiscalía de Guerrero.

Integrantes de agrupaciones y organizaciones civiles aseguraron que no se detendrán hasta conseguir  la liberación de Salgado.

Con información de 24 Horas