Lucía Sánchez
Como sólo acontece en un cuento fantástico, dos grandes valores de la escena mexicana infantil unen sus talentos en el homenaje que Mario Iván Martínez rinde a Cri Cri
Un recorrido por los recuerdos y los gratos momentos compartidos en familia fue el condimento extra que se agregó a la presentación de Mario Iván Martínez, actor y cantante mexicano, quien al lado del pianista Alberto Cruz Prieto presentó el espectáculo "La Música en los Cuentos".

En dos funciones realizadas el viernes en el Teatro de la Ciudad Fernando Soler, los artistas rindieron un entusiasta y colorido homenaje a Francisco Gabilondo Soler, mejor conocido como Cri Cri El Grillito Cantor, cantando composiciones destacadas del autor mexicano.

Este espectáculo tuvo también como objetivo mostrar a las nuevas generaciones el trabajo de Maurice Ravel, compositor que nació en 1875 y cuyo legado se muestra a través de conciertos a lo largo del planeta.

El evento fue del agrado de los saltillenses y se ha convertido en un maravilloso y explotable recuerdo en las mentes infantiles que estuvieron en la sala, pero como acontece en muchas ocasiones en los espectáculos para niños, la demanda sobrepasó la oferta y quedaron muchas familias en el exterior. La confusión reinó por varios minutos, pues el ingreso con pase fue el factor decisivo en la selección de público, pero no en todas las ocasiones. El espectáculo fue organizado por el Instituto Coahuilense de Cultura, dentro de las actividades del Festival Artístici Coahuila 2007.

El escenario lucía acogedor y lleno de elementos amables a la vista, llenos de colores, pequeños detalles de luz, juguetes, cubos, y sobre todo, mucha música. El inicio del evento lo marcó la aparición del pianista Alberto Cruz Prieto, quien al sentarse al piano, prometió un evento emotivo y lleno de calidez.

Los aplausos crearon una valla para que apareciera en escena Mario Iván Martínez, para alegría de los niños quienes ya lo identifican por las intervenciones que tiene en la televisión, en donde no deja de hacer hincapié en las ventajas que puede tener un ser humano que se acerca a los libros.

"Soy su amigo Mario Iván Martínez, y hoy voy a ser su cuentacuentos", dijo a los espectadores, "además de que haremos luego un homenaje a Francisco Gabilondo Soler, Cri Cri", agregó como invitando a los presentes a que se permitieran introducirse en el mundo de los sueños y la fantasía.

La primera parte de este evento consistió en la función de Mario Iván Martínez como cuentacuentos, pues de sus labios se escuchó la historia del niño que no fue más grande que un pulgar y que dormía en una cáscara de nuez tapándose con un pétalo de rosa.

Las aventuras que vivió este pequeño ser debido a su diminuta estatura conmovió a los adultos y asombró a los niños, pues luego de escapar de ladrones, regresar con sus padres, revivir una paloma, amistarse con un ratón y enamorarse de una princesa, Pulgarcito alcanza la tan ansiada felicidad.

Luego de cinco minutos de receso, la música de Cri Cri se posesionó de cada oído y de cada sensibilidad, de los recuerdos de los grandes y los descubrimientos de los menores. Los primeros acordes tan familiares que descubren a Cri Cri antes de cada presentación fueron el preludio de un espectáculo para nunca olvidar.

"¿Quién es el que anda ahí?", preguntó Mario Iván Martínez.

"Es Cri Cri, es Cri Cri", respondieron todos.

Mario Iván apareció con un par de antenas en la cabeza, y de un baúl sacó al Grillito Cantor, para con cariño, posarlo en una pequeña mecedora en donde dio inicio un diálogo divertido y cotidiano. El artista le dijo que presentaba este espectáculo para que los niños tengan otras opciones de diversión y acercarlos a la lectura,

"Pero hay niños que prefieren los libros más gruesos porque sólo encaramándose en ellos pueden alcanzar la caja de las galletas", añadió Cri Cri.

Estos diálogos fueron dando paso a canciones entrañables para la comunidad, como "El Ropero", "Los Tres Cochinitos", "La Muñeca Fea" y "El Ratón Vaquero", que Mario Iván Martínez interpretó de manera magistral y con total dominio.

Mario Iván Martínez platicó a los niños que cuando estaba armando este espectáculo estaba preocupado porque todos los menores del mundo lo entendieran. Por esto, Cri Cri le recomendó que visitara a don Pin Pirulando, un asombroso mago.

"Si no entienden la letra, al menos que les guste la música", respondió la marioneta en forma de brujo, luego de pensar un rato.

Las enseñanzas que el perico Periquín Plumero escribió en su libro "Lo que hay que ser para llegar a ser", el cual dedicó al hijo que aún no tenía, también fueron compartidas con el público. La moraleja de todo fue ser siempre felices, pues a pesar de las circunstancias adversas, el sol sale para todos.

Apareció en escena otro personaje, aunque este no había sido invitado. Era una conejita que solicitaba "canciones de amor, de esas que duelen", dijo a Cri Cri, quien le contestó que en sus composiciones había tanto cariño filial, que por ser tan bello puede ser catalogado como universal.

Luego de una hora con 20 minutos de espectáculo, Mario Iván Martínez y Alberto Cruz Prieto se despidieron de los saltillenses, extendiéndoles la invitación de continuar incursionando en el mundo de la fantasía, pues aunque parezca una mala inversión de tiempo, Cri Cri demostró que todo es posible.

El perfil

Mario Iván Martínez

Actor y cuentacuentos mexicano. Su trabajo en teatro y cine nacional ha sido merecedor de numerosos reconocimientos por parte de la crítica especializada. Fue tenor del Conjunto Vocal Ars Nova. Su interés por realizar propuestas novedosas lo ha llevado a ser narrador de los conciertos didácticos de la Orquesta Sinfónica Nacional en el Palacio de Bellas Artes. En 2005, la Asociación Mexicana de Críticos de Teatro otorgó a sus producciones discográficas "Un Rato para Imaginar", el Premio al Mejor Espectáculo Infantil de 2004.

Alberto Cruz Prieto

Poseedor de una excelente técnica y de un repertorio poco común, ha sido seleccionado para realizar giras internacionales y grabaciones como solista representando a México en numerosos países.

Francisco Gabilondo Soler CRI-CRI, El Grillito Cantor

Nació un 6 de Octubre de 1907, en la ciudad de Orizaba, estado de Veracruz. Durante su niñez le gustaba leer los cuentos de Grimm, Andersen y Hauff. Al cumplir los 25 años comienza profesionalmente su carrera musical, interpretando temas de humor que eran de su inspiración. Sus vivencias de la niñez las plasmó en canciones infantiles y el 15 de Octubre de 1934 se presenta por primera vez en la XEW cantando varios de los temas que creo, ese día nace Cri Cri El Grillito Cantor.