El País
Ambos mandatarios también se han mostrado dispuestos a encabezar una comisión bilateral para cooperar en energía, combate al terrorismo y el tráfico de drogas, así como para impulsar los lazos económicos y científicos. El presidente ruso ha afirmado que esperaba alcanzar un nivel de cooperación con Estados Unidos digno del siglo XXI.
Moscú, Rusia.-Rusia ha accedido hoy a que las tropas de Estados Unidos sobrevuelen su territorio hacia Afganistán, una decisión que Washington considera una contribución muy valiosa a su lucha contra los talibanes. En una reunión histórica, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama y su homólogo ruso Dmitri Medvédev han acordado reducir las cabezas nucleares a entre 1.500 y 1.675 y sus vectores a una cifra de 500 a 1.100 en un plazo de siete años como parte de un nuevo tratado de desarme nuclear. El actual tratado START para la reducción de armamento nuclear, firmado en 1991 y que expira en diciembre, establece el máximo de cabezas nucleares permitidas en 2.200 y el número de vectores en 1.600. Rusia y Estados Unidos poseen el 95% de las armas nucleares en el mundo.

Obama ha aterrizado este mediodía en Moscú, en una visita histórica para tratar de restablecer los lazos que resultaron muy dañados durante el segundo mandato del Gobierno de George W. Bush.

"Confiamos en poder seguir construyendo las excelentes relaciones que tuvimos en Londres", ha dicho Obama a Medvédev a su llegada al Kremlin. "Estados Unidos y Rusia tienen más en común que diferencias y si trabajamos mucho en los próximos días podemos hacer un extraordinario progreso que beneficiaría a los ciudadanos de ambos países", ha añadido el mandatario estadounidense.

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, ha afirmado que espera que la cumbre ruso-estadounidense sirva para cerrar "páginas complejas" y abrir unas "nuevas" en las relaciones bilaterales, al dar la bienvenida al presidente de EU.

"Nuestros países afrontan diversos problemas que ahora nosotros resolvemos de manera conjunta: se trata de problemas económicos, problemas de seguridad mundial y problemas de limitación de armas estratégicas ofensivas", ha dicho Medvédev. El jefe del Kremlin ha añadido que en esta agenda Rusia y EU tienen "todas las posibilidades de adoptar decisiones importantes y necesarias".

Nuevo acuerdo sobre armas nucleares y paso de tropas

Según el acuerdo sobre el tránsito de soldados, Rusia permitirá que 4.500 vuelos al año con militares estadounidenses y armamento pasen sobre Rusia en su camino a Afganistán sin cargo adicional. "Este acuerdo permitirá a Estados Unidos diversificar más las rutas de transporte que utiliza para movilizar las tropas y equipos críticos para el suministro de las fuerzas internacionales en Afganistán", ha dicho la Casa Blanca en un comunicado.

El uso de nuevas rutas es muy importante para Estados Unidos, ya que las vías de suministro a través de Pakistán han sido atacadas por los militantes. Las rutas rusas le permitirían a Estados Unidos ahorrar hasta 133 millones de dólares al año en combustible así como otros costes. El acuerdo tendrá validez por un año y será renovado automáticamente de forma ilimitada si ambas partes están de acuerdo, según fuentes diplomáticas estadounidenses.

En materia nuclear, el nuevo acuerdo, indica el comunicado, "incluirá medidas efectivas de verificación" y "mejorará la seguridad tanto de EU como de Rusia".

Los equipos negociadores han mantenido diversas reuniones desde abril, cuando Medvédev y Obama anunciaron su intención de lograr el acuerdo de reducción de armamento nuclear en una reunión en Londres, y tratarán de cerrar lo antes posible el nuevo tratado para su firma y ratificación. En abril, los dos presidentes habían expresado su voluntad de que el tratado estuviera listo en diciembre, cuando expira el START.

Acuerdos y desacuerdos

Ambos mandatarios también se han mostrado dispuestos a encabezar una comisión bilateral para cooperar en energía, combate al terrorismo y el tráfico de drogas, así como para impulsar los lazos económicos y científicos. El presidente ruso ha afirmado que esperaba alcanzar un nivel de cooperación con Estados Unidos digno del siglo XXI.

Sin embargo, y a pesar de los grandes avances en el acercamiento Washington-Moscú, Medvédev ha informado de que aún continúan las diferencias en materia del escudo antimisiles que Estados Unidos quiere establecer en Polonia y República Checa, países fronterizos de Rusia. "En una gama de temas, aún existen diferencias entre nosotros", ha comentado el presidente ruso durante la conferencia de prensa posterior a la firma de los acuerdos.

En otro de los puntos de diferencias está la defensa que ha hecho Obama de la soberanía de Georgia, país con el que Rusia mantuvo un enfrentamiento bélico en agosto del año pasado por la provincia separatista de Osetia del Sur.

Esta noche, Obama y su esposa, Michelle, cenarán con el presidente Medvédev y su mujer, Svetlana. El 7 de julio, Obama sostendrá un desayuno de trabajo con el primer ministro ruso, Vladímir Putin, y más tarde se reunirá con el primer presidente de la era post URSS, Mijaíl Gorbachov.

El programa de la visita incluye también la intervención de Obama en la Escuela Superior de Economía, con un discurso programático que se centrará en las relaciones ruso-estadounidenses, y un encuentro con empresarios rusos. El 8 de julio, Obama saldrá con destino a la ciudad de L'Aquila (Italia) para participar en la cumbre del G-8.