Universal
Las autoridades aduanales tenían catalogado al empresario mexicano de origen chino, Zhenli Ye Gon, como un contribuyente de "riesgo bajo", lo que le permitió casi en automático que el semáforo fiscal fuera verde en la mayoría de sus importaciones
LAZARO CARDENAS, Mich.- Las autoridades aduanales tenían catalogado al empresario mexicano de origen chino, Zhenli Ye Gon, como un contribuyente de "riesgo bajo", lo que le permitió casi en automático que el semáforo fiscal fuera verde en la mayoría de sus importaciones.

La calificación referida sólo la tienen las grandes empresas que están certificadas y sobre las que se lleva un estricto control.

Pero en este caso, el retraso de alertas y resultados de revisiones a sus cargamentos, así como la inexistente y negligente coordinación entre Aduanas y diversas oficinas de gobierno permitieron a Ye Gon convertirse en el mayor introductor a México de seudoefedrina, esencial para producir drogas sintéticas.

Víctor Manuel Monraz, administrador de la aduana de Lázaro Cárdenas, explicó que la asignación de semáforo verde o rojo lo da un sistema informático con base en el análisis de riesgo, cuyo reporte o dictamen proviene de la Administración General de Aduanas, de acuerdo con documentos oficiales a los que tuvo acceso este diario y que forman parte del expediente del caso.

Por la aduana de Lázaro Cárdenas el empresario asiático introdujo casi 60 toneladas de seudoefedrina; 19.5 de ellas fueron aseguradas en diciembre pasado.

Sobre esto último, se explicó que Joaquín Arenal, administrador central de Investigación Aduanera, pidió a Monraz no dar aviso del cargamento a la zona naval y a cambio, prometió llevar a la PFP. Cuando tres federales llegaron a custodiar el precursor químico, ya era vigilado por 70 marinos. El administrador de la aduana por poco pierde el empleo.

Datos oficiales indican que en al menos siete aduanas Ye Gon gozó de complicidades. Ahora está detenido y sujeto a extradición en EU; en poco más de cuatro años realizó 291 operaciones de importación, 70% de ellas de químicos y farmacéuticos.