La Jornada
Expertos: la medida aumenta la emisión de gases efecto invernadero
El gobierno mexicano usa un doble lenguaje al promoverse en el exterior como ecologista, mientras en el país toma medidas que promueven el uso de vehículos, con lo cual se impulsa el consumo de combustibles fósiles y las emisiones de gases de efecto invernadero, señalaron organizaciones ambientalistas.

El especialista Exequiel Ezcurra, del Instituto para México y Estados Unidos de la Universidad de California, dijo que los países que insistan en el modelo de impulsar el parque vehicular y en incrementar el consumo de combustibles fósiles enfrentarán crisis más severas. Me daría por satisfecho si México reduce las emisiones de bióxido de carbono en 30 por ciento al año 2020, (aunque) no veo que estemos caminando en esa dirección. Como se dan las cosas ahora, será difícil cumplir, comentó.

La red ferroviaria, una opción

Amparo Martínez, integrante del Centro de Ciencias de la Atmósfera, aseveró que desde hace mucho tiempo se ha insistido en cambiar el sistema de consumo de combustibles fósiles, pero no se ha logrado. Un ejemplo, apuntó, es que no se han tomado medidas para fortalecer la red ferroviaria.

El apoyo a la industria automotriz que ayer anunció el presidente Felipe Calderón para promover la venta de automóviles, elevará la emisión de bióxido de carbono, señaló.

Patricia Arendar, de la organización ecologista Greenpeace, indicó que si el planeta fuera la industria automotriz ya hubiera sido rescatado. En México, mientras se dice que se van a reducir emisiones hoy se promueve esa industria que se sabe es generadora de más gases de efecto invernadero.

La organización precisó que el transporte genera 20 por ciento de las emisiones nacionales de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático, y, de esa cifra, 58 por ciento es aportada directamente por los autos particulares.