El director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, llega a la Junta de Gobernadores del OIEA en Viena, Austria. Foto EFE
"Desde el punto de vista suizo, el plan de acción no refleja correctamente la realidad de los riesgos nucleares a los que hace frente la humanidad".
Viena, Austria.- El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) aprobó hoy un plan de acción para incrementar la seguridad nuclear tras la catástrofe de Fukushima, pese a las reticencias de varios países miembros que criticaron su carácter únicamente voluntario.

Los 35 países presentes en la Junta de Gobernadores del OIEA aprobaron por unanimidad el documento tras lo que un diplomático calificó como un "duro debate".

El plan se basó en los primeros análisis del accidente en la planta nuclear japonesa de Fukushima, cuyas instalaciones fueron devastadas por el terromoto y el consiguiente tsunami de marzo. Entre las medidas previstas está la realización de pruebas de resistencia para hacer frente a catástrofes naturales similares.

Países como Suiza criticaron el plan como inadecuado. "Desde el punto de vista suizo, el plan de acción no refleja correctamente la realidad de los riesgos nucleares a los que hace frente la humanidad", señalaron los representantes helvéticos.

Suiza fue uno de los países que pedían compromisos más vinculantes. También Alemania, Austria, Singapur y Canadá objetaron el plan como demasiado "tímido" y pidieron que éste fuera concebido como un documento "en evolución" que pueda ser sometido a mejoras más adelante.

Potencias nucleares como Estados Unidos, China y la India se opusieron sin embargo a la creación de reglas más estrictas y rechazaron asimismo dar más poderes al OIEA.

"Los Estados miembros y la agencia deben utilizar los instrumentos y programas ya existentes para impulsar iniciativas", dijo el enviado especial norteamericano, Glyn Davies.

La actual normativa establece que la seguridad nuclear es asunto de los respectivos países y otorga un papel únicamente de asesor al OIEA.

Puntos más importantes del plan de acción para mejorar la seguridad nuclear

La Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) adoptó hoy en Viena el llamado plan de acción para mejorar la seguridad nuclear global tras el grave accidente sucedido en marzo pasado en la planta de Fukushima Daiichi (Japón).

Los puntos más relevantes de este plan, al que tuvo acceso Efe en Viena y que aún debe recibir el visto bueno definitivo por la Conferencia General del organismo nuclear la próxima semana, son:

- Reforzar los llamados exámenes por homólogos del OIEA: Estas inspecciones mutuas y voluntarias entre los países no incluyen ningún aspecto obligatorio, tal y como lo había propuesto inicialmente el director general del organismo, Yukiya Amano. El OIEA debe reformar el sistema existente, incorporando las lecciones extraídas de Fukushima, y asegurar que los exámenes aborden la eficacia reglamentaria, la seguridad de operaciones y de diseño, la preparación y respuesta en caso de una emergencia. El organismo deberá mejorar la transparencia proporcionando al público más información y resultados de los exámenes.

- Fortalecer la preparacióny respuesta en caso de emergencia: Con el apoyo del OIEA, los países deben realizar sin demora exámenes nacionales de sus disposiciones y capacidades en materia de preparación y respuesta en caso de emergencia.

- Mejorar la eficacia de los órganos reguladores nacionales: Sin demora los países deberán realizar revisiones periódicas de sus órganos reguladores, incluyendo una evaluación de su independencia, el nivel de su financiación y la preparación de sus empleados.

- Reforzar la eficacia de las empresas explotadoras de plantas nucleares con respecto a la seguridad: Los Estados miembros deben asegurar una mejora de la cultura de la seguridad nuclear en las empresas operadoras, de la gestión de recursos humanos y las capacidades científicas y técnicas de las mismas. Todos los países con centrales nucleares deben acoger en los próximos tres años una misión de expertos del OIEA para revisar las plantas, especialmente las más antiguas.

- Examinar y fortalecer las normas de seguridad el OIEA: El organismo debe revisar las normas de seguridad establecidas, mientras que los Estados son llamados a utilizarlas de forma más flexible, oportuna y transparente.

- Aumentar la transparencia y eficacia de las comunicaciones y mejorar la difusión de información: Los Estados deben aumentar la transparencia de las comunicaciones entre empresas operadoras, reguladores nacionales y organizaciones internacionales. El OIEA debe además asegurar que transmite en el caso de una emergencia información clara, correcta, objetiva y fácil de entender, incluyendo análisis de la información disponible y pronósticos de posibles escenarios.