Fue en el 2016 cuando todo se encorvó, cuando todo se torció y cuando cambió el mundo debido al ascenso de un solo ser humano al poder: Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. Pero no cualquier país, sino el más poderoso. Y como es el más poderoso, con él se aceptan directrices y no se negocia. Ellos se imponen. ¿Cambio climático? Pues dice Trump que es una falacia. Ha tronado o abortado casi cualquier intento de firmas y acuerdos internacionales al respecto. Si no las cancela, al menos deja a todo mundo en ascuas, con una gran interrogación en sus rostros: ¿EU se compromete o no con el control de sus grandes empresas en la emisión de contaminantes? Ni sí, ni no, sino todo lo contrario. 

En 2016 subió el republicano Trump al poder de su país y desde su campaña tuvo un discurso rudo, con una retórica nacionalista e incluso, xenófoba. Llegando a aquello que se creía enterrado: la supremacía blanca. Ellos, claro. No los blancos de Australia, no los blancos de Suecia, no los blancos de Finlandia. No es cuestión de gustos. No es que guste o no, con su ascenso al poder y su estilo personal de gobernar tiene en jaque al mundo entero y metió en la agenda internacional y sobre todo, en la agenda nacional, un tema escabroso y del cual ahora ya se ven sus estragos: la inmigración masiva, y México como trampolín para buena parte de Centroamérica y del mundo. Vivimos ya en un planeta migrante. El mundo migra.

Hay dos clases de migración: la internacional y la doméstica. En ambos caos y por ser frontera con EU (tenemos 3 mil 169 kilómetros de frontera de México con el vecino del norte, de los cuales más de 500 los comparte Coahuila), nuestro estado siempre está entrampado. Se migra por hambre y trabajo (El Salvador, Honduras, Guatemala, Haití… a nivel doméstico, de estados del sur hacia Coahuila y Nuevo León, de los estados de Oaxaca, Veracruz, Chiapas, Hidalgo, Tlaxcala…). Se migra por que la violencia aprieta y los cárteles azotan a todo mundo: los mismos estados, Veracruz, Guanajuato, Tabasco, Morelos, Oaxaca. Se migra por las guerras (Siria, África…).

Se migra por el cambio climático (Bangladesh, donde el drama no es mañana ni a futuro, sino hoy. De acuerdo con datos del Banco Mundial, en los próximos años, en amplias zonas de África, América Latina y Asia Meridional, la migración será de 143 millones de personas. La voz es de Juan Iglesias del BM). El mundo rural se desocupa, las ciudades son un remolino y atraen a todos los que buscan mejor calidad de vida y es entonces cuando la labor de alcaldes como Manolo Jiménez (Saltillo) y Chema Morales (Ramos Arizpe), se agiganta. ¿Le recuerdo los datos? Saltillo está en el top 10 de las ciudades medianas del futuro con mejor potencial económico del continente. Lo repito: del continente americano (Financial Times). Forbes nos ubica como la tercera ciudad con mejor calidad de vida y la ciudad con mejores condiciones laborales.

ESQUINA-BAJAN

No es obra del espíritu santo (con este espíritu de confesionario y golpe de pecho, gobiernan los panistas, de allí el grave atraso y crónico, cuando ha sido gobernada mi ciudad por la familia López: Manuel López, Rosendo Villarreal e Isidro López. No panistas, sino una sola familia con la franquicia del PAN a su antojo y conveniencia. Vea si no: aún hoy, María Teresa de Jesús Romo Castillón, exesposa de Manuel López tiene el usufructo de dicha franquicia, es Regidora municipal con un sueldo de 80 mil 244 pesos mensuales ¿Sabrá del grave problema de la Ruta 10 del transporte urbano que no, no da una?), es obra del “Cowboy urbano”, Manolo Jiménez quien con su equipo de trabajo aceitado, tiene a mi ciudad como potencia nacional e internacional.

Y si somos potencia, pues la migración doméstica e internacional está aquí, somos imán. Con todo lo que esto trae de problemas. Lo anterior se deja sentir y más, en la vecina ciudad y zona conurbada ya, de Ramos Arizpe de Chema Morales. ¿Todo mundo es bien recibido aquí? Sí. Aunque yo no estoy de acuerdo del todo. O poco, o nada. Pero mi opinión y postura es solitaria, tal vez. Podría discutirse y creo, tengo argumentos para ello, los dejaré escritos próximamente, pero lo de hoy es la inclusión, la tolerancia, la benevolencia, los derechos humanos, la igualdad. Y debido a todo esto. Coahuila es líder en inclusión. Es decir, toleramos y damos refugio, comida y trabajo al otro, al migrante así sea legal o ilegal. Lo anterior lo dijo el 7 de noviembre de 2019 Mark Manly, representante en México del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Refugiados.

Textual, Mark Manly dijo: “(El Programa Estatal en el capítulo Coahuila Incluyente y Ciudades Solidarias) se convierten en un modelo, tanto para la sociedad como para el sector privado y las personas afectadas…”. Y es que esto de “Ciudades Solidarias” tiene que ver también, según sus planes y cuando se presentó dicho proyecto en voz del gobernador Miguel Ángel Riquelme, con la protección y otorgar garantías de seguridad y libertad a periodistas en estado de acoso y amenazas. Y esto, señor lector, se agiganta cuando usted lo sabe: el 1 de diciembre de 2018, tomó las riendas de México, López Obrador, de entonces a la fecha, han sido asesinados 24 defensores de derechos humanos y 15 periodistas. Sólo en su periodo de un año. Y le recuerdo lo siguiente: en el sexenio, seis años, de Enrique Peña Nieto, fueron 20 periodistas muertos. Ahora y en apenas mísero año, ya van 15. ¿Respeto a la crítica y libertad de lengua en tiempos de AMLO? Ninguna.

LETRAS MINÚSCULAS

Planeta migrante. El flujo es incontrolable. A todos hay que dotar de servicios. Eso cuesta. Harto dinero. Se migra por hambre, guerras, violencia, trabajo, cambio climático… ahora agregue usted: se migra por la tecnología. No deje de leerme.