Foto: Especial
En este país han muerto al menos 10 mil personas por complicaciones derivadas de este mal

ITALIA.- La crisis sanitaria suscitada en Italia por la transmisión del coronavirus ocasionó que el gobierno del país europeo solicitara a los médicos de la nación que ayudaran a controlar la emergencia. A día de hoy, al menos 56 profesionales de la salud han muerto.

Algunos, como el doctor Gino Fasoli, de 73 años de edad, volvieron a las clínicas después de haberse jubilado ya hace años con el fin de ayudar a sus colegas, quienes no se han dado abasto para atender a los más de 92 mil portadores que fueron registrados por tener esta enfermedad.

La Federación Nacional de Órdenes de Cirujanos y Dentistas (FNOMCeO) de Italia fue la encargada de actualizar la cifra de médicos fallecidos. En este país han muerto al menos 10 mil personas por complicaciones derivadas de este mal.

Los galenos italianos trabajan a marchas forzadas, con jornadas extendidas y sin los equipos de higiene necesarios para atender a los enfermos. Su labor ha sido importante para ayudar a la recuperación de las 12 mil personas que han vencido al coronavirus.

La FNOMCeO destacó que 17 de los médicos que fallecieron durante su labor trabajaban en Lombardía, el punto donde el brote de la pandemia ha culminado en más casos.

Filippo Anelli, titular de la asociación, aseguró que estas muertes pudieron haber evitado si el equipo necesario para atender la pandemia hubiera sido proporcionado a los profesionales.

Al menos siete mil médicos italianos han sido contagiados con este mal y, pese a los síntomas, siguen trabajando en varias clínicas de la nación europea.

Destacó además la falta de batas desechables, máscaras, guantes, visores protectores y demás, condiciones que calificó como inaceptables, sobre todo cuando la nación se declaró lista para enfrentar la enfermedad dos meses antes de que llegara.