En el mes de julio del 2010 el director Christopher Nolan volvió a sorprender a los grandes públicos con su película “El Origen” (“Inception”), protagonizada por Leonardo DiCaprio y, entre otros, Joseph Gordon-Levitt.

Tras su participación en este filme, Gordon-Levitt volvió a hacer mancuerna con el maestro Nolan en el cierre de su trilogía de  “Batman” en “El Caballero de la Noche Asciende”, del 2012, donde otro de los actores que repetían en elenco con el realizador como Tom Hardy participó como el antagonista principal de este capítulo en una de las secuencias más recordadas de este filme que se desarrollaban en el interior de un avión en el aire.

Este verano, justo diez años después de “El Origen”, y en lo que Christopher Nolan sigue en espera de aterrizar de manera literal su más reciente filme “Tenet” en las pantallas de cine alrededor del mundo por la situación de contingencia sanitaria que seguimos viviendo Joseph Gordon-Levitt está estrenando en la plataforma de Amazon una producción de manufactura casi en su totalidad alemana que en su caso tiene lugar también en el interior de un avión de pasajeros pero que lo pone a la vez en una situación de peligro y contingencia dentro del mismo vehículo aéreo cuando este sufre el secuestro por parte de un grupo de terroristas islámicos.

La cinta en cuestión lleva el título de “7500: Avión Secuestrado”, e inicia precisamente en el aeropuerto de Berlín donde el co-piloto norteamericano Tobias Ellis (Gordon-Levitt) despega el avión de manera regular junto a su piloto y teniendo entre las azafatas a su compañera sentimental, Gokce (Aylin Tezel), pero lo que ninguno de ellos anticipa es que ya estando en pleno vuelo un grupo de terroristas secuestra la aeronave hiriendo de gravedad al piloto, situación que además de poner en riesgo tanto a Tobias, Aylin y al resto de la tripulación obligan prácticamente al copiloto a enfrentar a los criminales con las pocas armas que tiene en su espacio limitado de acción con tal de conservar la integridad física de todos los pasajeros vulnerables a los atacantes que buscan a toda costa derribar el aparato.

“7500: Avión Secuestrado” es dirigida por el realizador alemán Patrick Vollrath, quien luego de haber sido nominado a un Oscar en la terna al Mejor Cortometraje de Ficción del 2015 se le asignó este proyecto como su ópera prima en la dirección consiguiendo un respetable trabajo que por sus características nos recuerda más al thriller también nominado al Oscar, pero basado en el caso de la vida real del “Vuelo 93” (Paul Greengrass, 2006), tanto por el realismo que impregna a la trama como la situación de claustrofobia que sufren tanto los víctimas como los perpetradores del secuestro.

Asimismo, aunque el filme dista mucho de tener a la larga un lugar preponderante en la historia del cine, cumple con el objetivo y la calidad que en su momento tuvieron clásicos del género que van de “Débiles y poderosos” (William Wellman, 1954) a la popular saga de “Aeropuerto” de los años 70.

Alfredo Galindo

Columna: Cinelectronico

Productor, Director y Guinista de cine.

Columnista del periódico Vanguardia desde 1995, escribe sobre música, cine y televisión. Combina la pasión de escribir con la creación cinematográfica.