Foto: Especial
María Villar fue secuestrada en la Ciudad de México. El autor intelectual del plagio estuvo en las filas de la Policía Federal

Este martes condenaron a 80 años de cárcel a los dos responsables de la muerte de María Villar, española secuestrada y asesinada en México en 2016, sobrina del expresidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar.

“Hoy hemos concluido la fase de juicio oral, donde finalmente ambos acusados son sentenciados a 80 años de cárcel. Esta sentencia significa dar un paso más en la búsqueda de justicia”, contó su viudo, el brasileño Cristiano do Vale.

Cuatro años después del crimen contra Villar llegó la condena, María sufrió un secuestro el 13 de septiembre de 2016 al subir a un taxi en la zona comercial de Santa Fe, en Ciudad de México, y apareció sin vida dos días después en un paraje de Santiago Tianguistenco, Estado de México.

La mujer abordó el vehículo y avisó a su esposo que ya se dirigía a casa, pero metros más adelante otra persona abordó el vehículo y la sometió de manera violenta.

El marido solicitó la asistencia a la Policía Federal y después de una prueba de vida se pagó un rescate de 65 mil pesos, pero los delincuentes interrumpieron la comunicación y el cuerpo de la española fue hallado el 15 de septiembre.

Do Vale estuvo presente en el juicio en calidad de testigo, pero el resto de la familia no ha podido viajar desde España por la pandemia.

Las dos personas que fueron arrestadas a los pocos días de los hechos, incluyendo un expolicía, resultaron responsables por la privación de la libertad, la demanda económica y el asesinato de la mujer, detalló el brasileño.

“Esta sentencia podría tener un tipo de apelación por los defensores y también el sistema judicial da la oportunidad de pedir un amparo en contra de la sentencia”, precisó.

El viudo lamentó la tardanza del proceso judicial y los obstáculos que afrontó para encontrar justicia.

“Durante este camino fueron muchos mexicanos, muchos extranjeros, que me decían que lo dejara, que desistiera, que eso no iba a ir a algún lado”, relató.

Aun así, manifestó que la sentencia le da confianza en la justicia mexicana.

“Hoy la verdad que me llena de satisfacción ver que, a pesar de todo lo que se dice del país, del cual nos enamoramos y elegimos para vivir hace unos años, tiene un sistema judicial en el cual confío”, manifestó Do Vale.

El presunto autor intelectual del plagio de María Villa, estuvo en las filas de la Policía Federal.

Así indicaron registros de la corporación, los cuales dan cuenta que en agosto del 2015 Moisés Estañón Nájera, presentó su renuncia como policía tercero en la División de Fuerzas Federales, misma corporación que lo detuvo.

María Villar Galaz salió de una plaza comercial en la zona de Santa Fe, el 13 de septiembre, donde abordó un taxi hacia Polanco y en el camino fue secuestrada.

Los plagiarios se comunicaron con la familia el pasado 14 de septiembre para exigir un rescate, y aunque fue pagado, la asesinaron. El cadáver de la española fue hallado en un canal en el municipio de Santiago Tianguistenco, en el Estado de México.

Con información de EFE