Archivo
La película anual de ‘Star Wars’, y segundo spin-off, llega demasiado pronto y se siente como una cinta entretenida que no está a la altura de la saga.

Calificación: 7.8 de Diez

Qué difícil es ser fanático de “Star Wars” en estos tiempos. Hay que acostumbrarnos: vamos a tener una película de esta franquicia cada año, sin mencionar un montón de series y demás proyectos. ¿O apoco Disney se iba a quedar con los brazos cruzados después de gastarse una lanota en Lucasfilm? Tras su billonaria adquisición han entregado cuatro películas, una al año desde 2015. La más reciente: “Han Solo: Una Historia de Star Wars” (“Solo: A Star Wars Story”), que aparece envuelta en polémica y muy bajas expectativas. Pero, en el contexto actual, ¿qué esperamos exactamente de un filme de estos? ¿Acaso un nuevo clásico del cine de ciencia ficción como lo fue en su momento? ¿Una aventura más? ¿Algo que cambie por completo el universo establecido? Este nuevo producto se ajusta más a lo segundo, se siente mucho como una más del montón. Es entretenida y quizá eso sea suficiente.

Como su nombre lo indica, esta es la historia de la juventud de Han Solo, personaje interpretado por Harrison Ford a lo largo de cuatro cintas. Como su nombre también lo indica, es el segundo spin-off en cines, es decir, en lugar de llevar el número y título de algún “Episodio”, simplemente es “una historia” que transcurre paralela a los eventos principales. Incapaz de ser más específico diré que se ubica en algún punto entre el Episodio III y IV, pero antes de “Rogue One”.

Qué complicado. Bueno, antes de ser Ford, Solo era Alden Ehrenreich (no se fijen en el parecido, usen su imaginación, no juzguen tan duro, ¿qué esperaban?, ¿un Harrison Ford rejuvenecido digitalmente?), un chiquillo con sueños de ser un piloto, pero sin su Halcón Milenario, ni co-piloto wookie todavía. A ambos los conocerá cuando un ladronzuelo lo meta en el mundo del crimen intergaláctico.

¿Acaso alguien verá esta película sin ser fanático de “Star Wars”? Me atrevo a decir que el poder que tiene esta marca es tal que sí, no importa, atrae a las masas. No por nada Dinsey le invirtió tanto dinero. En fin, alguien debería escribir un manual de cómo ver “Star Wars” en tiempos modernos. No me atreveré, que alguien mucho más conocedor y lúcido nos haga los 10 mandamientos o algo por el estilo. Con esta nueva película nos cae el veinte de lo que significa tener tanto de esta franquicia ahora. Porque, si recordamos, antes de Disney esto era un evento que sólo se daba cada tantos años. Desde la trilogía original hasta las precuelas hay un amplio tramo y entre cada una de esas cintas otro más pequeño. “Han Solo”, además, es la primera en tiempos de Disney que no llegó hasta finales de año. Han pasado sólo meses desde “The Last Jedi” (2017).

Vale la pena mencionar que los directores de esta cinta iban a ser Christopher Miller y Phil Lord, pero debido a diferencias creativas, fueron reemplazados por Ron Howard a medio camino. Esto, los supuestos cambios apresurados, no tener un trailer a poco tiempo del estreno, etcétera, comenzaron a generar una vibra negativa alrededor de esta película. Muchos auguraban un desastre absoluto, tipo Episodio I. Pero no, tranquilos, no fue para tanto. Howard puede llegar a ser un gran director en sus mejores momentos y los primeros son bastante buenos. Supongo que la suma de sus fuerzas creó al menos algo que funciona, es coherente y no es tan estúpido. De su contenido señalo sólo dos puntos propensos a la polémica: cómo obtuvo el “Solo” Han y un cameo de un personaje que no habíamos visto en la pantalla grande en años. 

Pero fuera de esos dos detalles, es un filme competente. No hay que exagerar, una de las principales razones por las que vemos “Star Wars” es para ver alienígenas extraños y naves intergalácticas viéndose muy cool. Aquí está Lady Proxima, una especie de ciempiés alérgico a la luz, unos nuevos aliens cantantes, una nave larga y delgada de forma vertical, un tren, entre muchas otras cosas que, gracias a la fotografía de Bradford Young, se ven espectaculares. La acción también es buena e incluso el aspecto que causaba más repelús, la versión joven de dos personajes icónicos, se sobrelleva bien.

Ehrenreich es muy decente como Han y Donald Glover derrocha carisma como Lando Calrissian. Hasta tiene buen ritmo, entrando de lleno con acción y alguno que otro personaje nuevo que capta nuestra atención. En teoría, nada está mal.

En teoría… ¿y en la práctica? Parece que ahora sólo esperamos de “Star Wars” un evento impresionante que nos haga volar de nuestro asiento y saltar de emoción. Si la cinta sólo es “buena” nos sabe mediocre, como que no está a la altura, no es suficiente. Estamos en busca del nuevo “Empire Strikes Back” (1980), búsqueda vana. Luego está el rollo de que si la cinta debe atreverse a hacer cosas nuevas o no. A “The Force Awakens” (2015) la criticaron por ser una copia de lo mismo, a “The Last Jedi” por ser demasiado diferente y cambiar las reglas. La peli de “Solo” va a la segura, no cambia nada, ni nos hace entender al personaje más, ni le da más capas de profundidad. No vaya a ser que los fans se ofendan. Pero ahora nos parece que nos entregan algo incompleto. ¿Dónde está el arco dramático? Queremos algo más que referencias a eventos, personajes y hasta objetos pasados. Total, ¿quién nos entiende?

Y creo que nunca vamos a estar todos de acuerdo, ni del todo satisfechos. Porque “Star Wars” dejó de ser un evento, ahora es un producto anual. Como las cintas de superhéroes. Luego habrá quien se canse de tanto, aunque los fans no, esos vamos a ver todo lo que nos aviente Disney sin importar que sea malo. Hay que aceptar la realidad. Dejemos que nos lleven a explorar nuevos horizontes de la galaxia sin ofendernos. Si ya vamos a tener tanto, pues al menos que lo intenten hacer bien. Eso sí, volviendo a “Solo”, es cierto que no es una gran película, pero tampoco pretende serlo, ni la voy a defender o idealizarla. Me dejó simplemente pensando que era muy entretenida y ya, nada más. Pero me pregunto: ¿mi reacción habría sido la misma si no hubiera tenido otra cinta apenas unos meses antes? 

El dato
Director: Ron Howard.
Elenco: Alden Ehrenreich, Woody Harrelson, Emilia Clarke, Donald Glover, Thandie Newton, Paul Bettany, Phoebe Waller-Bridge.
Género: Ciencia ficción / Aventura.
Clasificación: B
Duración: 135 minutos