Renato Sales Heredia, Comisionado Nacional de Seguridad
Se cuestionó al titular de la CNS, si la llegada de más elementos de la Policía Federal a Oaxaca esta semana, es el indicio de que habrá algún desalojo, expresó que se trata de una acción preventiva.

El Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, señaló que la mayor presencia de fuerzas federales en el estado de Oaxaca, es una advertencia (al magisterio de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación), de que en caso de impedir la circulación de alguna carretera, se hará uso moderado y legítimo de la fuerza, para despejar las vialidades; pero antes se agotaría el diálogo para evitar la acción policial.

Después de encabezar una ceremonia de abanderamiento para el inicio de operaciones de la Gendarmería Nacional en Nuevo León, junto al gobernador, Jaime Rodríguez Calderón, se cuestionó al titular de la CNS, si la llegada de más elementos de la Policía Federal a Oaxaca esta semana, es el indicio de que habrá algún desalojo, expresó que se trata de una acción preventiva.

“Nosotros, mientras no se obstaculice completamente la circulación… vamos a… (no proceder), pero si hay afectación a derechos de terceros, si se bloquea completamente la circulación de una carretera federal, vamos a hacer uso prudente, moderado de la fuerza, cuando sea estrictamente necesario”, dijo Sales.

Agregó que se trata de una advertencia, en el sentido de que “si de ninguna manera hay posibilidad de circular, si se está estrangulando la posibilidad de que la ciudadanía pueda transitar libremente, que no es el caso en este momento, (pero) si llegara a suceder esto, entonces nos veríamos obligados a actuar”.

Pero primero se buscaría el diálogo, nosotros creemos que hay que agotar estrictamente los protocolos y en esta ocasión también lo haremos, primero agotar, extenuar el diálogo y ya en caso extremo, hacer uso legítimo de la fuerza, afirmó el Comisionado Nacional de Seguridad.

Sales Heredia, dijo por otra parte que si bien de 2012 a 2016, se redujeron de 22 a 17 homicidios por cada cien mil habitantes, y se ha disminuido en términos generales la incidencia delictiva, “no podemos bajar la guardia” y por eso es necesario trabajar en coordinación con las entidades federativas y los municipios del país.

Archivo

Respecto al arribo de 200 elementos de la Gendarmería Nacional que a partir de hoy iniciaron operaciones para combatir la delincuencia en la entidad -a los que próximamente se sumarán otros 70-, expuso el comisionado que la seguridad no es un fin en sí mismo, sino un medio para el ejercicio de los derechos y las libertades, y “además un elemento necesario, una condición indispensable para el desarrollo de la competitividad, de la inversión y de la generación de empleos, en fin, una condición clave para el desarrollo”.

Puntualizó que desde el inicio de la administración del presidente Enrique Peña Nieto al constituirse la Gendarmería Nacional “le fue asignada una función clave: la encomienda específica de avocarse a la protección de los ciudadanos en ámbitos esenciales para el desarrollo de las actividades productivas”.

En ese sentido, asentó, el modelo de operación policial en que se sustenta el despliegue de la Gendarmería, se basa no sólo en un análisis de incidencia delictiva, sino también en indicadores de orden económico, pues Nuevo León contribuye de manera relevante a la economía nacional, es líder en la industria manufacturera exportadora y en el sector servicios.

En tanto el gobernador Jaime Rodríguez, comentó que el gobierno estatal apoyará con hospedaje y alimentación para la estancia del nuevo cuerpo policial. En su discurso pidió a los uniformados sentirse como en su casa, y expresó que así como ellos cuidarán de los nuevoleoneses, la población los cuidará a ellos.

El Bronco terminó su mensaje pidiendo a unos 150 estudiantes de secundaria que estuvieron como invitados, rompieran el protocolo, que por esta vez no le hicieran caso a sus maestros, para que fueran a abrazar a los elementos de la Gendarmería Nacional y se tomaran la foto con ellos.

Previamente Renato Sales acudió a una reunión de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública Municipal, donde el alcalde priísta de Monterrey, Adrián de la Garza Santos, tomó protesta como nuevo presidente de la asociación.