Votaciones. El IEC prestó urnas electorales a la Facultad de Jurisprudencia para que realizaran los comicios. Foto: Roberto Armocida/Vanguardia
Para evitar el machismo y la misoginia, se implementa por primera vez una cuota de género en comicios internos de la facultad

Este año las campañas para elegir a los consejos Universitario y Directivo de la Facultad de Jurisprudencia de la UAdeC no costaron ni un peso. También fue la primera vez que se estableció como requisito la cuota de género de 50 por ciento hombres y 50 por ciento mujeres para ocupar los puestos. 

Ricardo Giovanni Hernández, uno de los 3 jóvenes que aspiraban a formar parte del Consejo Universitario, opinó que la regla de no invertir económicamente en su campaña fue buena, pues tuvo un acercamiento más directo con los estudiantes al pasar por cada aula para dar a conocer sus propuestas. En años anteriores, los candidatos llegaban a gastar hasta 25 mil pesos, según algunos estudiantes de la facultad. 

“Empezamos desde muy temprano a entregar las propuestas. Nos presentamos y nuestros compañeros nos cuestionaban. Tuvimos poco tiempo, sólo 2 días y logramos pasar a 11 de 15 salones”, relató. 

 

Foto: Roberto Armocida/Vanguardia

Respecto a la cuota de género consideró que la estrategia funciona para evitar las llamadas “juanitas” y que las mujeres participen activamente en la universidad. Comentó que es un paso para eliminar la cultura de machismo y misoginia que existe en el país. 

Juan Manuel González Zapata, uno de los ocho candidatos a consejeros directivos de la facultad, coincidió con Hernández en que no invertir en su promoción les permitió acercarse más a los alumnos para presentarles sus propuestas. 

En el caso de los políticos, propuso que disminuyeran los gastos de campaña, porque se protegería el medio ambiente al no utilizar papel. 

No todos los candidatos estuvieron de acuerdo con que se estableciera la cuota de género. “Siento que son una muy buena medida en las elecciones generales, pero la facultad no las necesitaba porque estudiamos estas políticas y nosotros nos estamos preparando para poder aplicarlas. Me parece contraproducente que se nos quiera aplicar algo que nosotros fomentamos y estudiamos”, aseguró un candidato a consejero universitario.