Foto: Especial
La mujer aseguró que durante siete años mantuvo una relación con Edmundo y hace dos nació Aitana, hija de ambos, pero el candidato –que se opone a la interrupción legal del embarazo- quería que abortara

PACHUCA, Hgo.- El candidato de la alianza PAN-PRD a la alcaldía de Ixmiquilpan, Edmundo Ramírez Martínez, fue acusado por una expareja de presionarla para abortar y no reconocer a una menor de dos años que ambos procrearon.

También lo responsabilizó de una amenaza por parte de hombres armados tras haber difundido su caso en redes sociales. 

Julia Arteaga Sánchez irrumpió en una conferencia de prensa del aspirante panista, respaldado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), para denunciar de manera pública las amenazas y la negativa de Ramírez a brindarle una pensión alimenticia a su hija.  

La mujer aseguró que durante siete años mantuvo una relación con Edmundo y hace dos nació Aitana, hija de ambos, pero el candidato de Acción Nacional –que se opone a la interrupción legal del embarazo quería que abortara– le dijo que no se haría responsable de la paternidad, que además puso en duda. 

Acompañada de otras mujeres que portaban pancartas con la leyenda: “Los niños tienen derecho a una identidad, a la alimentación y a ser protegidos”, Julia insistió que, si bien en su discurso de campaña alude al apoyo a las mujeres y a la infancia, el político ha rechazado a su hija. 

Edmundo Ramírez Martínez. Foto: Especial

Y recriminó que no la ha reconocido porque le comentó que afectaría su carrera política, dado que cuando la procrearon él estaba casado.
 
“Les pido que reconsideren si una persona que tiene una propuesta de estancias infantiles y ha dejado a mi hija y a muchos menores atrás de mi hija, porque mi hija no es la única, ya hay muchas mujeres violentadas, va a poder representar a las ixmiquilpenses. Es imposible, no hay congruencia entre lo que está diciendo, entre lo que dice y sus lemas de campaña”, criticó. 

Arteaga Sánchez declaró ante medios que fue amenazada por un grupo armado, e inició una denuncia en contra del candidato, al considerarlo el autor intelectual.  

Edmundo Ramírez respondió ya cuando se había retirado el grupo, al que sus seguidores intentaron silenciar con gritos de apoyo a su candidatura. Dijo que no ha recibido notificación de alguna demanda en su contra, y agregó que serán los juzgados los que determinen si es el padre de niña infante, para lo cual se someterá a pruebas genéticas.  

Asimismo, consideró que el tema es un asunto ajeno a su campaña política y que se trata de una “guerra sucia” por sus aspiraciones de gobernar el municipio.