Archivo
Cada seis meses se incorporarán ocho estados a la federalización para que en dos años el gobierno de la República se haga cargo por completo de la salud de los mexicanos

Al anunciar la creación del Sistema Nacional de Salud para el Bienestar de los Mexicanos —y con ello la desaparición del Seguro Popular—, el presidente Andrés Manuel López Obrador abrió la puerta para que se lleve a la práctica la muerte asistida en el país.

Cuando se habla de desahuciar, dijo, hay "una realidad triste de que no hay alternativas, no es decir ‘a ver, ya llévense al paciente a su casa’, ¿por qué no implementamos algo para el bien morir? No está considerado en la atención a la salud. Son cuestiones muy importantes que tenemos que resolver".

El mandatario firmó un convenio con los gobernadores de Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, con el cual inicia la federalización de los servicios de salud que tendrá una bolsa de 115 mil millones de pesos.

Cada seis meses se incorporarán ocho estados a la federalización para que en dos años el gobierno de la República se haga cargo por completo de la salud de los mexicanos, el objetivo: prestar atención médica de calidad y entregar medicamentos de todo tipo de forma gratuita.

Quienes tienen Seguro Popular seguirán recibiendo el servicio.