Foto: Archivo
El director del rastro señaló que el actual centro se volvió incosteable e inoperante al ser absorbido por la mancha urbana

Acuña, Coah.- La administración municipal que inicia a partir de enero de 2018, trabaja en un proyecto para construir un nuevo rastro fuera de la mancha urbana, ya que el actual centro de sacrificio es incosteable para su operación, informó Liborio Morones Reza.

El director del rastro señaló que el actual centro se volvió incosteable e inoperante al ser absorbido por la mancha urbana además de que desde hace años el sacrificio de ganado se redujo significativamente, de ahí que el próximo año la administración contempla un proyecto para la construcción de uno nuevo que podría costar tres millones de pesos.

Explico que los introductores de ganado local, “las carnicerías de barrio de Acuña” así como particulares, son los únicos que contratan los servicios de matanza, por lo que actualmente son cuando mucho a la semana de ocho a 10 animales los que son llevados a este lugar.

¨Los grandes establecimientos comerciales, así como otras empresas que se dedican a la venta al público de cortes de carne empaquetada y en bulto, traen su producto del interior del país, lo que ocasiona que no se utilicen los servicios de matanza del rastro local¨, afirmó.

Actualmente se cobran 250 pesos por sacrificar una res y considerando que como máximo se contratan 10 servicios a la semana, resulta incosteable, sin embargo, la administración municipal tiene el compromiso de seguir ofreciendo este servicio al público.