El brasileño no ha podido brillar en sus últimos combates

Este no fue el regreso a Brasil que Anderson Silva quería. El ex campeón de peso medio de UFC, volvió a lesionarse en su pelea de la UFC 237 ante Jared Cannonier. 

En los últimos segundos, Cannonier  lanzó una patada interna en la pierna que dobló la rodilla de Silva. Fue inmediatamente evidente que Silva ufrió dolor al caer, lo que provocó que el árbitro Herb Dean interviniera a las 4:47, declarando a Cannonier como el ganador por TKO.

La pelea de peso medio fue el evento co-principal de UFC 237 del Jeunesse Arena en Río de Janeiro.

Después, Silva admitió haber luchado con su rodilla derecha durante el campo de entrenamiento. Estaba en un dolor notable mientras se disculpaba con la multitud.
"Lo siento, chicos", dijo Silva a través de un intérprete. "En el entrenamiento, mi rodilla ya estaba un poco mal, y le di una patada, y no pude soportarlo". Lo siento mucho."

De sus últimas ocho peleas, silva ha perdido seis y un no contest, para dejar su marca en 34-10.