Foto: Milenio
Se incrementó la capacidad en la ciudad fronteriza

Ante el incremento de casos de COVID-19 en Acuña, el gobernador del estado, Miguel Riquelme, ordenó instalar un hospital móvil de entre 40 y 50 camas para incrementar la capacidad hospitalaria de esta ciudad.

Riquelme aseguró que actualmente esta ciudad es el único foco amarillo del estado, donde en las últimas semanas se han disparado los casos y se ha disminuido la capacidad hospitalaria, que es de 30 camas.

“Ayer estuvo el equipo de Salud en Acuña y ya enviamos el hospital móvil para allá, esperemos que en dos semanas esté listo. Se están tomando decisiones que han funcionado y que ya fueron aplicadas en Monclova y luego en Torreón y se logró una contención”, comentó el Mandatario estatal.

Riquelme detalló que el hospital móvil que se instalará en Acuña tendrá entre 40 y 50 camas, con lo que se incrementará la capacidad para atender a pacientes con COVID-19, además de que también se podría echar mano del sistema hospitalario de Piedras Negras, en caso que el de Acuña se vea rebasado.

El titular del Ejecutivo explicó que el incremento de casos en los municipios fronterizos de Coahuila podría tener una relación con la cantidad de contagios que se han dado en el sur de Texas. Señaló que en la entidad coahuilense el promedio es de entre 80 y 100 contagios diarios.

Finalmente, el Mandatario aseveró que en Coahuila ya se rebasaron las 40 mil pruebas para detectar COVID-19 aplicadas y esta semana se llegará a la barrera de las 50 mil.