El Gobierno de Estados Unidos defendió sus medidas en temas de inmigración.AP
El expresidente Donald Trump culpó a la actual Administración por el ‘desastre nacional’

WASHINGTON, EU.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, viajará a la frontera con México en una fecha aún por determinar, ante la crisis que le estalló en pleno inicio de su mandato por el aumento de la llegada de inmigrantes indocumentados, muchos de ellos menores de edad solos.

“En algún momento, lo haré, sí”, dijo Biden, al ser preguntado sobre si pensaba visitar la frontera, en declaraciones a los periodistas a su regreso a la Casa Blanca tras pasar el fin de semana en Camp David.

Su Gobierno, en este caso representado por el secretario de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), Alejandro Mayorkas, se afanó ayer en defender su gestión de la crisis migratoria y en mandar un mensaje claro: “No vengan a EU”.

Biden explicó que aparte de lanzar esa consigna su Administración va a adoptar más medidas. “Estamos en el proceso ahora, incluyendo garantizar que restablecemos lo que había antes, que era que puedan (los inmigrantes) quedarse y presentar sus casos desde sus países de origen”, señaló.

Mayorkas hizo ayer una ronda de entrevistas por algunas de las principales televisoras del país, como CNN, ABC, NBC News y Fox News, en las que repitió por activa y por pasiva el llamamiento del Gobierno a los inmigrantes para que no emprendan el viaje a EU.

Sobre el tiempo que le tomará al Ejecutivo cambiar el sistema migratorio, el responsable remarcó que será “lo antes posible” y culpó a la Administración del expresidente Donald Trump (2017-2021).

Y agregó que “es difícil porque todo el sistema fue desmantelado por la Administración anterior”: “Había un sistema establecido tanto bajo Administraciones republicanas como demócratas, que fue destrozado durante el Gobierno de Trump, y es por eso que el desafío es más grave que nunca antes”.

El exmandatario, que todavía es el líder más popular entre los republicanos, no tardó en reaccionar y horas después arremetió contra Mayorkas y el Gobierno de Biden, al que asegura que entregó “la frontera más segura de la historia”.

“Todo lo que tenían que hacer era mantener un sistema que funcionaba sin problemas en piloto automático. En cambio, en el lapso de unas pocas semanas, la Administración de Biden ha convertido un triunfo nacional en un desastre nacional”.

Hasta el sábado, había 5 mil 49 niños y adolescentes bajo la custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), que tiene a su cargo la Patrulla Fronteriza, y un total de 9 mil 830 inmigrantes de todas las edades; frente a los 4 mil 615 menores y el total de 7 mil 970 indocumentados del jueves.