Foto: Jetza Múzquiz
Hombres intentaron apagarlo para que no se propagara en los alrededores

Ayer, un cuarto presuntamente deshabitado ardió en llamas, movilizando a elementos del Cuerpo de Bomberos y a distintas corporaciones de seguridad hasta la zona.

Cerca de las 20:00 horas de ayer acudieron Bomberos de la Estación Oriente hasta la calle Héctor Saucedo, antes de su cruce con Valdez Sánchez, dentro de un terreno privado.

El pequeño cuarto de una habitación y con techo de lámina se encontraba envuelto en llamas, siendo los trabajadores de una bodega cercana quienes se percataron del siniestro e intentaron sofocarlo.

Los brigadistas relevaron a los hombres que, con cubetas de agua y extintores, trataban de mitigar el fuego para que no se expandiera a los edificios adyacentes, pues de entre los espacios donde se juntaban las láminas se veían salir las brasas.

Por fortuna, los vulcanos no tardaron en poder controlar la situación y extinguir el riesgo, siendo informados de que eventualmente algunas gentes sin techo pernoctaban en el anexo, por lo que se sospecha que sus acciones pudieron iniciar el incendio al dejar algún leño encendido o tirar un cigarro encendido.